Tensión en Moldavia

Manifestantes a las afueras del Parlamento de Moldavia, en Chisinau
Image caption Van dos días de protestas y se prevé que el miércoles continúen las movilizaciones.

La policía antidisturbios de Chisinau, capital de Moldavia, asumió el control del Parlamento, después de que fuese tomado por un grupo de manifestantes el martes.

Las protestas en la nación ex soviética se produjeron tras la victoria del Partido Comunista en las elecciones parlamentarias del domingo.

Alrededor de 10.000 manifestantes anticomunistas irrumpieron en el legislativo, lanzaron computadoras y muebles por las ventanas y, después, les prendieron fuego.

El presidente del país de Europa oriental, Vladimir Voronin, dijo que se trataba de una intentona golpista.

En un discurso transmitido por televisión, el mandatario señaló que su gobierno protegerá al país.

"Las autoridades en Moldavia no permitirán que un grupo de fascistas envenenados con odio pisotee nuestra democracia", indicó Voronin.

El corresponsal de la BBC en Kiev, Ucrania (país fronterizo en el este), Gabriel Gatehouse, informó que se han reportado decenas de heridos.

La televisión estatal dijo que una mujer murió intoxicada tras inhalar monóxido de carbono durante las manifestaciones.

¿Golpe de Estado?

Los disturbios se desataron el lunes cuando los resultados de las elecciones fueron anunciados en medio de las denuncias de los partidos de oposición sobre un supuesto fraude.

Los líderes de la oposición han respaldado las jornadas de protestas y señalan que deben continuar, aunque han condenado la violencia.

Voronin llamó a Occidente a que ayude a reestablecer el orden en su país. El mandatario enfatizó que los observadores de los comicios del domingo calificaron el proceso de limpio y justo.

"Todo lo que ha sucedido en las últimas horas no puede ser descrito de otro manera que como un golpe de Estado", indicó Voronin.

Gatehouse señaló que las protestas tomaron por sorpresa a las autoridades. La policía las intentó dispersar con agua y gases lacrimógenos.

Acusaciones rechazadas

Image caption Muchos de los manifestantes son jóvenes.

El jefe de Relaciones Internacionales de la UE, Javier Solana, exhortó a los bandos enfrentados a ponerle fin a la violencia.

El presidente de Rusia, Dmitry Medvedev, instó a Voronin para que halle una solución rápida y pacífica a la crisis.

Voronin y la primera ministra, Zinaida Greceanii, mantienen conversaciones con los líderes de los tres principales partidos de la oposición: el Partido Liberal, el Partido Liberal Democrático y Nuestra Alianza Moldova.

Los representantes de esas agrupaciones políticas rechazaron las acusaciones de que están intentando derrocar a Voronin y reiteraron que los resultados electorales fueron fraudulentos.

"Apoyamos a los jóvenes en su aspiración absolutamente normal de reaccionar ante este fraude", señaló Vlad Filat, líder del Partido Liberal Democrático.

"Nosotros les pedimos que no usaran la violencia", dijo Filat.

Números

El alcalde de Chisinau, Dorin Chirtoaca, quien es uno de los líderes del Partido Liberal, dijo que las protestas eran justificadas "porque la gente no votó por los comunistas en tan numerosa cantidad".

Según los resultados oficiales, el Partido Comunista ganó con 50% de los votos. Le siguió el Partido Liberal con casi 13% de los sufragios, el Partido Liberal Democrático con 12% y Nuestra Alianza Moldova con casi 10%.

No está claro si los comunistas obtendrán 61 curules de los 101 que constituyen el parlamento, proporción que requieren para nombrar, sin oposición, al sucesor de Voronin.

La Constitución de Moldavia le prohíbe al mandatario presentarse para gobernar un tercer mandato, pero él ha indicado que quiere seguir involucrado con los asuntos de Estado.

Si ninguna persona es nombrada para ocupar la presidencia antes del 8 de junio, otro proceso electoral deberá llevarse a cabo en el legislativo.

Se prevé que para este miércoles se desarrollen más movilizaciones populares en el país más pobre de Europa.

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.