Última actualización: viernes, 10 de abril de 2009 - 14:27 GMT

Triste adiós en Italia

Para reproducir este material debe tener activado Java Script, así como tener instalada la última versión de Flash Player.

Descargue la versión más reciente de Flash Player aquí

Reproduzca el contenido en Real Player o Windows Media

Miles de personas asistieron a una misa al aire libre en memoria de las víctimas del terremoto el lunes que afectó a la región de Abruzzo al noroeste de Roma.

Los familiares de las víctimas fueron acompañados de altos funcionarios del gobierno durante el funeral celebrado a las afueras de la localidad de L'Aquila, una de las más afectadas.

La corresponsal de la BBC, Helen Hawkes, dice que se trató de una increíblemente triste y conmovedora ocasión.

El Papa Benedicto XVI instó a los sobrevivientes del sismo a tener valor y esperanza.

No puedo expresar palabras de sabiduría para explicar lo que ha sucedido, pero puedo decir que Cristo ha resucitado

Giuseppe Molinari, arzobisbo de L'Aquila

El secretario personal del pontífice, monseñor Georg Gaenswein, leyó el comunicado papal al comienzo de la ceremonia.

"En estas horas dramáticas cuando una triste tragedia azota esta tierra, me siento espiritualmente presente, entre todos vosostros, y quiero compartir vuestra angustia y quiero implorarle a Dios por la paz eterna e las víctimas", leyó Gaenswein.

El Vaticano concedió una dispensación especial para la misa. Tradicionalmente el Viernes Santo, Día de la Crucifixión, es el único día del calendario católico en el que no se celebra misa.

Pequeños ataúdes blancos

Decenas de féretros cubiertos con flores fueron ordenados en cuatro filas, rodeadas por las afligidas familias.

Pequeños ataúdes blancos, con los cuerpos de los niños, yacían sobre las de sus padres.

Funeral de las víctimas del terremoto

Los ataúdes de los niños yacían sobre los de sus padres.

La corresponsal de la BBC informa que las imágenes de televisión no mostraban aquellos que se mantuvieron en el borde de la plaza porque encontraban su participación muy difícil de soportar.

La misa fue celebrada por el arzobispo de L'Aquila, Giuseppe Molinari y un alto representante del Papa, cardenal Tarcisio Bertone.

Con anterioridad, el arzobispo Molinari se había dirigido a unos 300 fieles en uno de los campamentos de los refugiados.

"No puedo expresar palabras de sabiduría para explicar lo que ha sucedido, pero puedo decir que Cristo ha resucitado", manifestó el clérigo.

Al final del la ceremonia cristiana, un imán leyó una oración. Seis musulmanes se encuentran entre las víctimas siendo enterradas hoy.

Los féretros fueron después llevados en procesión hacia el cementerio de L'Aquila.

El presidente Giorgio Napolitano y el primer ministro Silvio Berlusconi estaban entre los asistentes. Berlusconi fue visto consolando a los familiares antes de la misa, durante unos momentos él mismo visiblemente conmovido.

Por su parte, el presidente de Italia había señalado que los pobres estándares de construcción fueron responsables de muchas de las muertes en el desastre del lunes.

Napolitano expresó al visitar la región que hubo "irresponsabilidad generalizada" en los diseños y construcción de las edificaciones modernas.

Operativos

El gobierno extendió los operativos de rescate hasta el domingo con la esperanza de encontrar más sobrevivientes bajo los escombros.

Silvio Berlusconi

El primer ministro estaba visiblemente conmocionado.

Sin embargo, los trabajadores de rescate creen que las posibilidades de eso son remotas y se limitarán a recuperar cuerpos y evaluar los daños.

Las réplicas continúan entorpeciendo los operativos y las autoridades civiles aumentaron el número de víctimas a 287 el jueves en la noche.

El gobierno italiano también ha tomado medidas para aliviar las presiones financieras de los sobrevivientes, dice nuestro corresponsal.

Se aprobó un paquete de ayuda económica para pagar arriendos y se suspendieron las cuentas de gas y electricidad durante dos meses.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.