El Talibán extiende operaciones en Pakistán

Militante del Talibán en Pakistán
Image caption El Talibán aún no ha depuesto las armas, como lo prometió en febrero.

Los militantes del Talibán que operan en la región de Swat -en el noroeste de Pakistán- y que llegaron a un acuerdo de paz con el gobierno a principios de este año expandieron sus operaciones hacia la vecina Buner.

Decenas de militantes se han dirigido hacia Buner para tomar el control de mezquitas y oficinas de gobierno.

Buner forma para de la región de Malakand, en la que, tras los acuerdos de paz, el gobierno permitió la imposición de la ley Sharia o ley islámica.

El Talibán operaba principalmente en la región del valle de Swat, donde luchaba contra el ejército desde agosto de 2007 hasta que se alcanzó una tregua, en febrero de este año.

Las nuevas condiciones suponían el desarme del Talibán.

Patrullas

El distrito de Buner se encuentra a tan sólo 100 kilómetros de la capital del país, Islamabad.

Mian Iftikhar Hussain, ministro de Información de la Provincia de la Frontera Noroeste, dijo haber recibido información sobre la expansión del Talibán.

Los últimos informes señalan que el Talibán destrozó las oficinas de las agencias internacionales de ayuda y desarrollo que funcionan en Buner.

Algunos empleados de estas agencias fueron tomados como rehenes y liberados más tarde.

El Talibán prohibió escuchar música en los automóviles y está utilizando las mezquitas para invitar a los jóvenes a unirse a su movimiento.

También han comenzado a patrullar el distrito de forma regular.

Ley Sharia en todo Pakistán

El jefe de la policía de Buner, Rashid Khan, dijo que la policía ya ha hecho una queja formal ante las autoridades.

Sin embargo, no mencionan en ella al Talibán y se refiere a "personas desconocidas" como los responsables de los hechos.

Mian Iftikhar Hussain inisite en que el Talibán debe desarmarse, según lo establece el acuerdo de paz.

"Incluso Sufi Mohammad ha dicho que no hay ninguna razón para que el Talibán no se desarme", dice.

Él se refiere al cabecilla de un grupo religioso local que ha estado actuando como principal negociador del gobierno con el Talibán.

"En un principio adoptamos el camino del diálogo y la reconciliación, pero más no podemos hacer", afirma Hussain.

"Implementamos la ley Sharia porque lo exigía el pueblo, no sólo el Talibán. Si continúan con sus actividades, no van a contar con el apoyo de la gente".

"La mayoría está ahora con el gobierno y éste no aprobará ni tolerará que se viole el acuerdo de paz", agrega.

Mientras tanto el Talibán dice que no dejará las armas hasta que la ley Sharia se implemente en su totalidad.

Muslim Khan, portavoz del Talibán en la región de Swat, dice que el objetivo del movimiento es hacer que se implemente la ley Sharia en todo Pakistán

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.