Tailandia: levantan estado de emergencia

Soldados tailandeses patrullando en Bangkok, 15 abril 2009
Image caption El gobierno considera que ha vuelto la calma a Tailandia.

El gobierno tailandés levantó el estado de emergencia en Bangkok y cinco provincias aledañas doce días después de las protestas que dejaron dos muertos y 123 heridos.

Las multitudinarias marchas antigubernamentales de los llamados camisetas rojas, pertenecientes al opositor Frente Unido por la Democracia y partidarios del ex primer ministro Thaksin Shinawatra, bloquearon las calles de la capital, Bangkok, lo que obligó a cancelar una cumbre de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN, por sus siglas en inglés).

El premier Abhisit Vejjajiva, quien en su momento ordenó el despliegue de soldados y carros de combate, dio por terminado el estado de excepción tras considerar que la situación ya se había calmado.

Sin embargo, los líderes del Frente Unido por la Democracia han insistido en poner fin al actual gobierno, informó el corresponsal de la BBC en Bangkok, Jonathan Head.

Tres dirigentes de esta agrupación fueron detenidos, y las autoridades cerraron un canal de televisión partidario de los camisetas rojas, así como varias cadenas de radio.

Uno de los opositores, Jaran Ditapichai, le dijo al corresponsal de la BBC que, a pesar de que no apoyan el uso de la violencia, "algunos grupos están muy enfadados y quizás ellos podrían hacer algo".

Reconciliación nacional

El gobierno tailandés intenta lanzar una campaña de reconciliación nacional que una a los dos bandos enfrentados desde septiembre de 2006, cuando Thaksin Shinawatra fue depuesto tras un golpe de Estado.

Vejjajiva, el actual primer ministro, invitó a la oposición a pactar una reforma de la Constitución de 2007, que fue aprobada por los militares que derrocaron a Shinawatra.

Los camisetas rojas aseguran que no sólo luchan por su regreso al poder, sino también por la justicia social.

Piden la renuncia de Vejjajiva, a quien califican de títere del ejército, y que se convoque a nuevas elecciones.

Por su parte, los camisetas amarillas, que respaldan al actual primer ministro, están integrados por la clase media urbana, empresarios y sectores leales al rey Bhumibol Adulyadej.

Acusan al ex jefe de gobierno Shinawatra de corrupción y nepotismo durante sus cinco años en el poder.

Lejos de llegar a un acuerdo, las dos partes enfrentadas han intercambiado acusaciones sobre su responsabilidad en los violentos enfrentamientos de las últimas semanas, por lo que -según nuestro corresponsal- el conflicto parece estar lejos de solucionarse.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.