Última actualización: jueves, 30 de abril de 2009 - 03:00 GMT

EE.UU. no cerrará frontera con México

Para reproducir este material debe tener activado Java Script, así como tener instalada la última versión de Flash Player.

Descargue la versión más reciente de Flash Player aquí

Reproduzca el contenido en Real Player o Windows Media

El presidente estadounidense descarta que cerrar la frontera sirva para combatir la gripe porcina.

En una rueda de prensa con la que marcó sus primeros 100 días de gobierno, el presidente estadounidense, Barack Obama, dijo que hará "lo que sea necesario" para controlar la propagación del virus de fiebre porcina.

Barack Obama, en la rueda de prensa ante sus primeros 100 días en la Casa Blanca.

Obama está "orgulloso" pero "no satisfecho" de sus 100 días en la Casa Blanca.

Sin embargo rechazó que esté previsto el cierre de la frontera con México, según dijo Obama citando el consejo de los asesores médicos del gobierno.

"Desde su perspectiva (la de los asesores) sería como cerrar la puerta del establo después de que los caballos salieron, porque nosotros ya tenemos casos aquí en los EE.UU.", afirmó el presidente.

Hasta la noche del miércoles 91 personas en EE.UU. han sido diagnosticadas con la enfermedad por el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades.

La de la gripe porcina fue la primera pregunta que tuvo que responder Obama al abrir su tercera rueda de prensa desde que asumió el cargo, y que se produjo justo el día en que se informó de la primera muerte vinculada al virus en territorio estadounidense: la de un niño mexicano fallecido en Houston, Texas.

Sería como cerrar la puerta del establo después de que los caballos salieron, porque nosotros ya tenemos casos aquí

Barack Obama

Aunque reconoció que podrían ser consideradas "triviales", Obama repitió las recomendaciones básicas que las autoridades sanitarias han venido dando a la población, como lavarse las manos o taparse la boca al toser o estornudar.

"No estoy satisfecho"

A pesar de que en días previos la Casa Blanca parecía no estar prestando demasiada atención a la costumbre estadounidense de evaluar los primeros 100 días de todo nuevo presidente, la rueda de prensa sirvió de cierre de una jornada en la que los medios se dedicaron al análisis de lo hecho por el gobierno.

Al abrir el encuentro el propio Obama hizo un balance del trabajo realizado hasta ahora, del que aseguró estar "orgulloso", aunque agregó que "no estoy satisfecho".

"Me complace nuestro progreso, pero todavía falta. Millones de estadounidenses aún carecen de empleos y vivienda, y más se perderán antes de que termine esta recesión (...) El gobierno no es tan eficiente como debiera".

Millones de estadounidenses aún carecen de empleos y vivienda, y más se perderán antes de que termine esta recesión (...) El gobierno no es tan eficiente como debiera

Barack Obama

Obama habló de la crisis particular que enfrenta la industria automotriz estadounidense y aseguró tener razones para estar más optimista de lo que estaba hace 30 días, cuando anunció su plan para la recuperación del sector.

Obama aseguró que quería sacar al gobierno lo más rápido posible del manejo de la industria automotriz, que actualmente se mantiene gracias a los fondos públicos que le han sido inyectados en los últimos meses.

Durante el encuentro con la prensa se repasaron temas desde el cambio de enfoque en política exterior, la guerra en Irak y Afganistán, hasta la deserción del senador ex-republicano Arlen Specter y el aborto.

Inmigración

El presidente se refirió también a la reforma migratoria, una legislación que ya en una reunión con el Grupo Hispano en el Congreso realizada en los primeros días de su gobierno dijo que quería ver sancionada este año.

"Queremos mover este proceso porque no podemos seguir con un sistema inmigratorio que no sirve (...) No es bueno para los trabajadores estadounidenses. Es peligroso para los mexicanos que aspiran trabajar que tratan de cruzar una frontera peligrosa" afirmó Obama.

(El actual sistema migratorio) no es bueno para los trabajadores estadounidenses. Es peligroso para los mexicanos que aspiran trabajar que tratan de cruzar una frontera peligrosa

Barack Obama

De hecho, Obama aseguró que veía "el proceso moviéndose este año (...) lo más rápido que se pueda", aunque reconoció que no tiene control de la agenda del Congreso y por tanto se deben hacer las negociaciones necesarias con los parlamentarios.

Por eso dijo esperar formar un equipo de trabajo con algunos representantes claves del Congreso para "empezar a buscar un marco que permita dar forma a esta legislación".

"Mientras tanto trataremos de tomar algunos pasos clave para mover el proceso y preparar el terreno para una legislación", aseguró Obama, quien reconoció que para resolver el asunto es necesario fortalecer la seguridad en las fronteras.

Al final el presidente parece haber dejado a los medios una nueva marca para la próxima evaluación, al asegurar que su gobierno hará "esfuerzos indesmayables por aumentar nuestra prosperidad y reforzar nuestra seguridad en el próximo periodo de 100 días, en el siguiente y todos los días por venir".

La amenaza de la gripe porcina

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.