Cuba y la UE sin avances

 El comisario europeo de Desarrollo y Ayuda Humanitaria, Louis Michel, junto al canciller cubano, Bruno Rodríguez.
Image caption La UE levantó en 2008 las sanciones a Cuba para favorecer reformas democráticas, pero esta decisión se revisa cada año.

Las relaciones diplomáticas entre la Unión Europea y Cuba siguen estancadas por sus diferentes puntos de vista sobre la política isleña de Derechos Humanos.

Tras una reunión celebrada en Bruselas entre representantes de la UE y el canciller cubano, Bruno Rodríguez, su homólogo de la República Checa (país que ostenta la Presidencia europea de turno), Jan Kohout, dijo que, a pesar de que las visiones de ambas partes "coinciden en asuntos como el cambio climático o la reforma de la ONU, no lo hacen en el área de los Derechos Humanos".

"Hemos vuelto al tema de los presos políticos en Cuba y su salud, y la respuesta que hemos obtenido es que en Cuba no hay presos políticos", dijo el canciller checo.

Bruno Rodríguez recalcó que "se trata de decisiones legales, pero no de naturaleza política".

"Cuba es un estado de derecho y, por tanto, no constituye ningún aspecto particular ni hay ningún compromiso de Cuba en esta materia, como no lo hace ningún país soberano", añadió.

"Obsoleta" posición común

El canciller dijo que su gobierno está "listo para normalizar relaciones y establecer un nuevo comienzo en las relaciones entre la UE y Cuba".

Pero lamentó que la llamada "posición común" de los 27 sobre Cuba era "obsoleta" y suponía un "obstáculo en el proceso de normalización".

La "posición común" fue promovida por el gobierno español de José María Aznar en 1996 y fijó como objetivo de la UE la promoción de la democracia y el respeto de los derechos humanos, algo que el entonces presidente cubano, Fidel Castro, consideró una injerencia intolerable dictada por Estados Unidos.

El comisario europeo de Desarrollo y Ayuda Humanitaria, Louis Michel, se mostró confiado en que el diálogo político, "en un momento dado y yo espero que rápidamente", pueda "poner término a la posición común o, en todo caso, modificarla", aseveró.

La UE levantó en 2008 las sanciones a Cuba para favorecer reformas democráticas, pero esta decisión se revisa cada año.

Como informó el corresponsal de BBC Mundo Fernando Ravsberg, se trata de una medida que cambió poco en la práctica las relaciones entre las dos partes, ya que la ayuda para el desarrollo dada por Europa a Cuba es muy reducida y los empresarios europeos nunca dejaron de invertir y negociar con La Habana.

Estados Unidos también levantó este año restricciones en Cuba, permitiendo, entre otras cosas, el envío de remesas con mayor facilidad.

El presidente Barack Obama expresó el pasado mes en Washington su deseo de llevar a cabo un "nuevo comienzo" con La Habana.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.