Muere ex presidente surcoreano

Roh Moo-hyun, ex presidente de Corea del Sur.
Image caption Roh dejó el gobierno en febrero de 2008 y estaba siendo investigado por sobornos.

Roh Moo-hyun, ex presidente de Corea del Sur, murió tras caer por un barranco mientras escalaba una montaña, informó la policía de ese país.

Roh, de 62 años, llegó sin vida al hospital de la ciudad sureña de Busan, a la que fue trasladado, según dijo un representante de la Policía Nacional a la agencia de noticias AFP.

Los médicos lo declararon muerto a las 00:30 GMT, pero se estima que cayó cerca de las 21:40 GMT.

Moon Jae-in, un asesor del ex mandatario, dijo en medios locales que había dejado una nota de suicidio antes de ir a la montaña.

"El ex presidente Roh salió de casa a las 20:45 GMT del viernes y parece que saltó de una roca mientras escalaba la montaña Ponghwa", dijo.

"Estamos averiguando si cayó por accidente o cometió suicidio", dijo el vocero de la policía.

Investigado por sobornos

Roh dejó el gobierno en febrero de 2008 y, como señala el corresponsal de la BBC en Corea del Sur, John Sudworth, la reputación del ex presidente se vio dañada por un escándalo por supuestos sobornos millonarios durante su mandato.

Este abogado de derechos humanos llegó al gobierno en 2003 con la promesa de combatir la corrupción.

Sin embargo, su mandato fue muy turbulento por los escándalos y disputas internas que sufrió su partido.

En 2004 tuvo que dejar la Presidencia luego de que el Parlamento le acusó de violar normas electorales. El Tribunal Constitucional revocó la sanción y Roh pudo volver a su cargo.

El pasado mes, el ex mandatario fue acusado de aceptar millones de dólares en sobornos de un acaudalado empresario.

Roh se disculpó por este escándalo. "Me siento avergonzado ante mis ciudadanos. Siento haberles defraudado", dijo en una declaración emitida por televisión.

En otro mensaje publicado en su sitio de internet, en abril, Roh admitió que su esposa había recibido una importante suma de dinero de parte del mismo empresario. Sin embargo, dijo que no se trataba de un soborno, sino de un pago para poder hacer frente a una deuda.