Renuncia masiva de piratas

Foto del Ministerio de Defensa de España en la que se ve a un grupo de presuntos piratas en un bote el 6 de mayo de 2009
Image caption La inestabilidad política en Somalia ha sido un elemento determinante en la actividad de los piratas.

Alrededor de 200 piratas somalíes renunciaron oficialmente a la piratería, en un encuentro que se llevó a cabo en la región autónoma de Puntland, en el norte del país.

Un grupo de 80 personas, que dice representar a los piratas somalíes en su conjunto, se reunió con los líderes locales y miembros de la diáspora somalí en la ciudad de Eyl.

Del encuentro salió un compromiso oficial para que cientos de piratas pongan fin al secuestro y hurto de barcos. Abshir Abdullah, un reconocido jefe pirata en Puntland, le dijo al Servicio Somalí de la BBC que todos los rehenes y naves retenidas por los grupos que asistieron a la cumbre serán liberados.

Con lupa

La piratería ha estado bajo el escrutinio internacional y de los líderes tribales de Somalía, quienes aseguran que es un elemento corruptor en sus comunidades.

La nación africana ha carecido de un gobierno estable desde 1991, contexto que según los especialistas ha permitido el florecimiento de las actividades de los piratas.

La situación empeoró en los primeros meses de 2009, pese al patrullaje que navíos extranjeros efectuaron en el área.

La semana pasada, el gobierno interino de Somalia pidió la ayuda internacional para constituir una fuerza nacional de guardacostas que combata la piratería; proteja a los pescadores de la pesca ilegal que llevan a cabo barcos extranjeros y prevenga que su territorio sea un vertedero de desechos tóxicos.

Religión

El pirata Abdullah indicó que su grupo no retiene ninguna embarcación en la actualidad y que las autoridades han acordado ofrecerle a sus miembros una amnistía por secuestros ejecutados en el pasado.

"Me veo como alguien que ha sido salvado de malas acciones. Ahora entiendo que estaba participando de actividades incorrectas y que esas acciones son condenadas en las enseñanzas islámicas".

Abdullah indicó que estaba de acuerdo con trabajar junto a los líderes locales para persuadir a otras personas a que abandonen la piratería, una actividad que puede ser bastante lucrativa.

"Le recomendaría a quienes quieran lanzarse al mar para llevar a cabo acciones de piratas, que no lo hagan y espero que suspendan sus actividades como lo acordamos".

"A quienes tienen secuestrados barcos, los exhortó a que los liberen y que no lo hagan nuevamente", dijo el jefe pirata.

Contenido relacionado

En otros sitios BBC