Gadafi levanta una tienda en Roma

Muammar Gaddafi en el Quirinale
Image caption Gaddafi instaló su carpa beduina en una villa romana.

El líder libio Muammar Gadafi inició una visita de cuatro días a Italia, el antiguo poder colonial de su país y hoy su mayor socio comercial.

En Roma, el gobierno recibió con alfombra roja a quien hasta hace muy poco consideraba un "patrocinador del terrorismo".

Y lo de la alfombra roja es recíproco. Gadafi recibirá a sus interlocutores en una carpa de estilo beduino que ha sido levantada en el parque de una villa romana del siglo XVII, donde él se aloja.

Los arreglos especiales no son injustificados: Gadafi viene en compañía de un grupo de empresarios que buscan aumentar sus inversiones en la industria italiana.

Gaddafi, por su parte, está dispuesto a conversar sobre cómo mejorar la colaboración libia en la reducción del flujo de inmigrantes indocumentados de su país hacia el país europeo.

El corresponsal de la BBC en Roma David Willey señaló que las medidas de seguridad se reforzaron con motivo de esta visita, debido a que las relaciones entre italianos y libios han sido por demás tormentosas.

Como ejemplo basta recordar que en estos cuarenta años desde que llegó al poder en Trípoli Gadafi nunca había pisado territorio italiano.

¿Reconciliados?

Desde la independencia hace 40 años, el idioma italiano está oficialmente prohibido en Libia explicó Rana Jawad, corresponsal de la BBC en Trípoli.

Los colonos fueron expulsados poco después de la llegada al poder de Gadafi y tienen prohibida la entrada al país.

La ocupación de Libia por parte de Italia en 1911, con su enorme costo humano, no será olvidada fácilmente, explicó Jawad.

Pero las relaciones han venido experimentando un mejoramiento progresivo. El año pasado, el gobierno de Silvio Berlusconi accedió a compensar a la ex colonia por las injusticias cometidas durante el dominio italiano.

Los US$5.000 millones de compensación serán cancelados en cuotas de US$200 millones durante los próximos 25 años, que servirán para financiar proyectos de infraestructura.

En cuanto a la inmigración ilegal, Libia es el primer puerto de llegada de emigrantes procedentes de Egipto y del África subsahariana que desean instalarse en Europa.

El año pasado, Italia le entregó tres patrulleras a Libia como parte de un acuerdo destinado a llevar a cabo operaciones conjuntas en el Mediterráneo.

Pese a los intensos preparativos de seguridad para la visita de Gadafi, estudiantes de izquierda tienen planeadas varias protestas contra la política de Berlusconi de interceptar -con ayuda libia- y luego repatriar a los inmigrantes indocumentados que tratan de alcanzar las costas italianas.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.