Última actualización: miércoles, 17 de junio de 2009 - 20:38 GMT

Irán: la oposición vuelve a las calles

Para reproducir este material debe tener activado Java Script, así como tener instalada la última versión de Flash Player.

Descargue la versión más reciente de Flash Player aquí

Reproduzca el contenido en Real Player o Windows Media

Decenas de miles de seguidores del candidato reformista Mir Hossein Mousavi salieron a las calles de Teherán por quinto día consecutivo este miércoles para manifestarse en contra de los resultados de las elecciones presidenciales que le dieron el triunfo al actual presidente, Mahmoud Ahmadinejad, y que consideran fraudulentas.

El corresponsal de la BBC Jon Leyne dijo que es difícil calcular cuántas personas se concentraron en el centro de la ciudad. Algunas fuentes hablan de hasta 500.000 manifestantes, mientras otras dicen que marcharon entre 70.000 y 100.000 personas.

La nueva jornada de protesta tuvo lugar horas después de que, según informes llegados desde Teherán, las fuerzas de seguridad llevaran a cabo una serie de redadas en residencias universitarias en varias ciudades iraníes.

Importantes figuras de la oposición fueron arrestadas, entre ellas el activista Mohammead Reza Jalaipor y el analista político Saeed Laylaz, según dijeron las familias de estos opositores a la BBC.

Claves: ¿Por qué protestan?

Mousavi pidió que estas nuevas protestas transcurrieran pacíficamente y llamó a sus seguidores a celebrar este jueves una jornada de duelo por las ocho personas muertas durante las movilizaciones del lunes.

Mientras, un vocero de la Cancillería iraní culpó a las autoridades extranjeras de "inmiscuirse" o hacer "comentarios impertinentes" sobre asuntos internos de su país.

El gabinete de Ahmadinejad convocó a algunos embajadores europeos para expresarles su queja por esta interferencia "intolerable", dijo el vocero Hassan Qashqavi.

Fútbol de protesta

Irán ha impuesto nuevas restricciones a los medios extranjeros: ahora se les exige a los periodistas obtener un permiso antes de cubrir una historia.

Selección de fútbol iraní

Las bandas verdes aparecieron en las muñecas de algunos jugadores.

Asimismo, se les ha prohibido asistir o informar sobre cualquier manifestación que no cuente con el permiso de las autoridades, aunque .

Sin embargo, no existen controles sobre la información y las fotos que se publican a través de blogs y los comentarios de los usuarios de Twitter que generan los que asisten a estas marchas.

"Los periodistas no tienen restricciones"

Tampoco se pudo evitar la difusión de la imágenes de seis integrantes de la selección de fútbol de Irán utilizando bandas verdes durante un partido contra Corea del Sur, clasificatorio para el Mundial de Sudáfrica y el cual fue transmitido por la televisión estatal en Irán.

Después del entretiempo el único que volvió al estadio con el brazalete fue el capitán del equipo, Mehdi Mahdavikia. El partido terminó 1 a 1.

Intervención de Jamenei

Desde que se dieron a conocer los resultados de las elecciones, el líder supremo de Irán, el ayatolá Alí Jamenei, no ha aparecido en público. Sin embargo, según indican corresponsales, ahora parece estar completamente involucrado en la búsqueda de una solución a la crisis.

Durante un encuentro con los cuatro candidatos presidenciales les pidió a todos los partidos no agitar a sus seguidores y no contribuir a empeorar una situación que ya de por sí es tensa.

Jamenei también volvió a ofrecer hacer un recuento parcial de los votos, propuesta que ha sido rechazada por los principales candidatos de oposición.

Protestas en Irán

Las marchas de este miércoles están -a diferencia de las del martes- organizadas por la oposición.

Según señala nuestro corresponsal, la intervención del ayatolá en la crisis está minando su propia autoridad política.

La cautela de Obama

Mientras tanto en Estados Unidos, el presidente Barack Obama volvió a mostrar una posición neutral en relación a la situación.

En una entrevista de televisión, el mandatario afirmó que no habría gran diferencia entre las políticas que llevaría a cabo el gobierno del actual presidente iraní, Mahmoud Ahmadinejad, o las de su rival Mir Hussein Mousavi.

"La diferencia entre Ahmadinejad y Mousavi en cuanto a sus políticas no sería tan grande como se ha dicho", señaló Obama.

El presidente estadounidense aseguró que las voces de los iraníes deben ser escuchadas, pero dijo que no quiere que se interprete como que se está inmiscuyendo.

"No es productivo, dada la historia de las relaciones entre EE.UU. e Irán, que se interprete que me estoy entrometiendo en las elecciones iraníes", aseguró Obama.

Lea también: "EE.UU. debate hasta dónde presionar"

Elecciones en Irán

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.