Premier defiende coalición con Mugabe

Morgan Tsvangirai, primer ministro de Zimbabue.
Image caption El primer ministro Tsvangirai realiza una gira que incluye EE.UU. y Europa.

El primer ministro de Zimbabue, Morgan Tsvangirai, defendió su respaldo al presidente Robert Mugabe y dijo que su gobierno va a restablecer las relaciones normales con el Reino Unido, en una entrevista con la BBC.

Esas declaraciones fueron vertidas un día después de que fuera abucheado por más de 1.000 zimbabuenses exiliados en Londres, Reino Unido.

El primer ministro realiza una gira por Europa y Estados Unidos para conseguir ayuda económica para Zimbabue.

Tsvangirai formó un gobierno de unidad con Mugabe en febrero, como corolario de unas polémicas elecciones realizadas en 2008.

"Extraordinaria experiencia"

Tsvangirai, quien fuera golpeado físicamente en el pasado por las fuerzas pro Mugabe como líder del opositor Movimiento para el Cambio Democrático (MCD), dijo entender por qué sorprendió su cooperación con el presidente.

"Fue lo mismo conmigo, fue una extraordinaria experiencia. Tengo una reunión semanal con él. Como primer ministro y presidente nos reunimos en el gabinete. Nos encontramos cada vez que quiero reunirme con él".

"Todos conocemos la situación posterior a un conflicto. Tuvimos una experiencia similar en 1980 cuando Mugabe declaró la reconciliación con los mismos enemigos contra los que estuvo luchando. En Sudáfrica, Nelson Mandela hizo lo mismo".

Señaló que el presidente del país, quien gobierna la ex colonia británica desde 1980, aceptó la necesidad de introducir cambios.

"Mugabe ha cambiado, ha aceptado que éste es un proceso de transición y después de dos años debemos ir a una elección.

"Va a ser una elección justa porque estamos transformando el ambiente electoral. Estamos transformando las instituciones que eran usadas para abusar de la gente".

Tsvangirai reconoció que la reforma agraria de los últimos 10 años -que incluyó la expulsión forzosa de agricultores blancos de sus tierras- "no había sido perfecta", antes de admitir que, de hecho, ha sido "un desastre".

En ese sentido, detalló: "Ha sido un desastre. Todos aceptamos eso, de un lado al otro del arco político". Sin embrago, según dijo, el gobierno sigue trabajando para hacer un sistema de propiedad de la tierra más "equitativo".

Ayuda financiera

Tsvangirai, quien fue abucheado por un grupo de zimbabuenses en la catedral de Southwark, en Londres, donde instó a los exiliados a volver al país, dijo que comprende la prudencia de la gente a la hora de plantearse el regreso a Zimbabue.

Image caption Mugabe y Tsvangirai, otrora adversarios, integran un gobierno de coalición desde febrero.

"Entiendo que algunos de ellos dejaron el país bajo circunstancias de exilio involuntario", afirmó.

Dijo que las reformas, que incluyen una nueva legislación sobre la libertad de prensa, representan la "definición de un nuevo destino para el país".

Antes de la reunión con el primer ministro, Gordon Brown, Tsvangirai dijo que le pediría al gobierno británico apoyo financiero para ayudar al país en esta etapa de transición.

"Vamos a restablecer las relaciones normales entre Zimbabue y el Reino Unido, vamos a tener ayuda porque es importante apoyar esta transición para fortalecer las reformas democráticas", anticipó.

Dijo además que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, está "interesado en ver los progresos, interesado en ver que no vamos a volver a atrás".

La visita de Tsvangirai al Reino Unido es la última escala de su gira por Europa y EE.UU.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.