Irán: crearán comisión de investigación

Ahmad Jatami durante el sermón del viernes.
Image caption Jatami urgió a los magistrados a lidiar sin piedad con los líderes de las protestas.

Un portavoz del poderoso Consejo de Guardianes de Irán dijo este viernes que no hubo fraude en las elecciones presidenciales y que Mahmoud Ahmadinejad fue claramente reelecto en el pasado 12 de junio.

Sin embargo, Abbas Alí Kadjodai, anunció también la creación de una comisión para investigar la reelección del presidente.

En declaraciones divulgadas por la agencia Isna, el portavoz explicó que la comisión estará formada por responsables políticos y representantes de los candidatos que han presentado objeciones.

"En presencia de la comisión, se recontará un diez por ciento de las urnas y sus conclusiones se harán públicas", señaló el portavoz.

Estaba previsto que el Consejo de Guardianes -institución que supervisa los comicios- diera su veredicto definitivo sobre el resultado electoral este domingo.

El corresponsal de la BBC en Teherán, Jeremy Bowen, indicó que se esperaba que el anuncio del domingo fuera una mera formalidad.

"Sin piedad"

Un miembro de la Asamblea de Expertos -órgano que tiene la potestad de cambiar al líder supremo- Ahmad Jatami, urgió a la magistratura a lidiar "severamente y sin piedad" con los líderes de las protestas.

Durante el sermón del viernes en la Universidad de Teherán -transmitido a todo el país- Jatami dijo que el castigo a los líderes de las manifestaciones enseñaría una lección a otros.

"El líder supremo, ayatolá Ali Jamenei, ya ha repetido varias veces que el resultado es justo y se respetará", observa el corresponsal Bowen.

"Todo junta más presión sobre la oposición y sobre el hombre que cree que es el justo ganador, Mir Hussein Mousavi", agrega Bowen.

En un mensaje a sus seguidores, Mousavi aseguró que continuará desafiando el resultado de las elecciones -que le dieron dos tercios de los votos a Ahmadinejad- y los instó a protestar dentro del marco de la ley, argumentando que las protestas pacíficas son un derecho constitucional.

Pero las autoridades han prohibido todas las manifestaciones de la oposición y han desplegado guardias revolucionarios y a milicianos Basij (voluntarios) para hacer cumplir la prohibición de protestar sin autorización.

Posición del G8

Mientras, los ministros de Relaciones Exteriores de los países miembros del G8 divulgaron una declaración diciendo que respetan totalmente la soberanía de Irán, pero "deploramos la violencia post-electoral, que llevó a la pérdida de vidas civiles iraníes".

Image caption El canciller de Rusia, Lavrov, pidió que no se aísle a Irán.

"Expresamos nuestra solidaridad con aquellos que sufrieron represión cuando se manifestaban pacíficamente, y urgimos a respetar los derechos humanos fundamentales", reza la declaración.

El G8, reunido en Italia, agregó que la crisis "debería ser solucionada pronto a través del diálogo democrático y de medios pacíficos".

Los comentarios del grupo no fueron tan fuertes como Francia e Italia hubieran querido, luego de que Rusia advirtiera sobreno aislar a Irán.

Además, el G8 llamó al gobierno de Irán a garantizar que "la voluntad del pueblo iraní se refleje en el proceso electoral".

El canciller ruso, Sergei Lavrov, dijo que el compromiso con Irán es "la palabra clave".

Enfatizó la necesidad de centrarse en "la tarea principal: avanzar con la resolución de los problemas del programa nuclear iraní".

Las conversaciones del G8 tenían por objetivo principal la estabilización de Afganistán, y también de Irán como país vecino.

Pero el canciller iraní, Manouchehr Mottaki, se retiró a último momento.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.