Irak: "tiempos difíciles" tras el retiro

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo este martes que el retiro de las tropas estadounidenses de las ciudades y pueblos de Irak se dio según lo planeado, aunque advirtió que vienen "días difíciles" para los iraquíes.

Image caption Obama advirtió que la violencia en Irak va a seguir.

Ademas, señaló que la retirada marca un importante hito en la historia del país árabe, pero que los líderes iraquíes deberán tomar decisiones difíciles en política y seguridad.

En un acto en la Casa Blanca, Obama indicó que EE.UU. continuará su apoyo al gobierno del primer ministro iraquí, Nuri al-Maliki, en el proceso de reconciliación política y diálogo con la oposición, y seguirá vigilante ante la amenaza de la violencia.

¿Qué cambió?

¿Quién ganó?

Horas antes de que se pronunciara Obama, un auto bomba explotó en la ciudad de Kirkuk, en el norte de Irak, matando al menos a 27 personas y dejando a unas 40 heridas.

Las tropas iraquíes y estadounidenses han estado en alerta a la posibilidad de ataques durante la retirada.

En las últimas dos semanas, una serie de ataques mataron a unas 250 personas. A diferencia del atentado del martes -que aparentemente buscaba avivar las tensiones en una ciudad multiétnica como lo es Kirkuk- estos estuvieron dirigidos contra las áreas chiitas, observa el corresponsal de la BBC en Bagdad, Jim Muir.

"Causa de celebración"

Las autoridades de Irak declararon al 30 de junio Día de la Soberanía Nacional y lo celebraron con festejos y desfiles. La retirada se da en cumplimiento del acuerdo de seguridad firmado en diciembre pasado entre Washington y Bagdad.

Image caption Los iraquíes celebraron con festejos y desfiles el retiro de las tropas de EE.UU.

"Nos enfrentamos a una nueva prueba y estoy bastante seguro de que saldremos victoriosos de ella", afirmó este martes el primer ministro iraquí.

Obama, desde la Casa Blanca, coincidió en que "el pueblo iraquí está viviendo la retirada -con todo derecho- como una causa de celebración".

El mandatario estadounidense predijo que habría más violencia, como el "atentado sin sentido" de Kirkuk.

"Habrá quienes pongan a prueba a las fuerzas de seguridad de Irak y a la determinación del pueblo iraquí con más ataques sectarios y con la matanza de civiles inocentes".

Pero aclaró que confía en que esas fuerzas fracasarán y que la transición que empezó este martes "será una prueba" de ello.

Ningún soldado en 2011

Las operaciones de combate en Irak lideradas por EE.UU. finalizarán en septiembre de 2010, y no debería quedar ningún soldado estadounidense en el país para fines de 2011.

Unos 131.000 efectivos estadounidenses permanecen en el país, incluyendo 12 brigadas de combate, y se prevé que el total no baje de 128.000 hasta las próximas elecciones presidenciales en enero.

En coincidencia con el retiro de tropas, este martes comenzó la licitación de los campos petrolíferos a las compañías internacionales, aunque las autoridades iraquíes no pudieron acordar durante la jornada los términos contractuales con dichas companías.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.