Ciberataques contra EE.UU. y Corea del Sur

Teclado de computador
Image caption Un ciberataque podría tener los mismos efectos que un atentado terrorista, dicen algunos.

Agencias de los gobiernos de Estados Unidos y Corea del Sur han sido blanco de una serie de ataques cibernéticos que paralizaron varios sitios estatales de internet en estos países. Seúl sospecha que Corea del Norte estaría detrás de la sofisticada operación. Este ciber-ataque resalta de nuevo la vulnerabilidad de la seguridad informática de los gobiernos que, según algunas autoridades, podría tener consecuencias equivalentes a una guerra devastadora o un atentado terrorista. Todo empezó el 4 de julio, día de la Fiesta Patria de EE.UU., cuando los sitios de las principales organizaciones gubernamentales empezaron a congelarse. Casi una docena de entidades quedaron afectadas, incluyendo el Departamento del Tesoro y el Servicio Secreto. El problema luego se extendió a Corea del Sur, donde el Palacio Presidencial y el Ministerio de Defensa fueron blanco de los ataques.

Ataque coordinado

Se piensa que los sitios fueron paralizados por un ataque coordinado en el que miles de computadores infectados con virus son infiltrados y dirigidos simultáneamente hacia un sitio en particular, inutilizándolo con un abrumador volumen de tráfico. El corresponsal de la BBC en Seúl, John Sudworth, dice que los sitios sufrieron problemas de acceso, algunas veces de falla total, pero no se cree que se hubiese violado la seguridad o comprometiese alguna información confidencial. Nuestro corresponsal asegura que el efecto no ha ido más allá de generar un gran inconveniente, aunque algunos sitios afectados continúan manifestando problemas y se cree que podría tratarse de un ataque prolongado y bien organizado. La agencia de espionaje surcoreana está investigando si se trata de una operación deliberada de piratería cibernética proveniente de Corea del Norte, pero otros debaten si ese país tiene el conocimiento tecnológico para realizarlo. Hace unos dos años, el gobierno de Estonia fue blanco de ataques informáticos contra toda la red de sus sitios oficiales. Sus páginas fueron secuestradas por ciberpiratas y redirigidas a sitios de propaganda rusa.

"Terrorismo virtual"

Image caption El Departamento de Seguridad Interna de EE.UU. considera con seriedad los ciberataques.

Los eventos sucedieron tras un conflicto político entre ese pequeño país báltico y Rusia que degeneraron en enfrentamientos y violencia callejera. El gobierno de Tallin acusó a Moscú de estar involucrado en lo que llamó terrorismo cibernético. Rusia negó participación alguna, pero la situación obligó inclusive la intervención de la Organización del Tratado Atlántico Norte (OTAN) que se preguntó cómo lidiar con ese tipo de ataques contra un país europeo y si constituyen un acto de guerra. El año pasado, el entonces secretario del Departamento de Seguridad Interna de Estados Unidos, Michael Chertoff, advirtió sobre las graves amenazas al ciberespacio durante la mayor conferencia internacional de seguridad informática, RSA 2008. Chertoff dijo que los ataques cibernéticos son "equivalentes a lo que este país (EE.UU.) sufrió trágicamente el 11-S". El que era máximo jefe de la seguridad de su país anunció la conformación de un nuevo grupo para coordinar esfuerzos entre el gobierno federal y empresas informáticas para proteger las redes oficiales. El gobierno de Estados Unidos no ha dado detalles del ataque de este fin de semana, aunque una portavoz del Departamento de Seguridad Interna expresó que el Equipo de Emergencia Informática de esa entidad alertó a los departamentos federales de la situación y de los pasos para mitigar tales ataques. La nueva secretaria de Seguridad, Janet Napolitano, afirmó recientemente a la BBC que la protección contra ataques virtuales son de "gran preocupación" y un área en la que EE.UU. se estaba "moviendo con gran prontitud".

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.