La policía iraní detiene a más opositores

Protestas en Irán el 17 de julio de 2009, foto de archivo.
Image caption Algunos testigos vieron a policías vestidos de civiles que se infiltraron en la marcha.

Teherán vivió este martes nuevas protestas de los grupos afines al candidato opositor iraní Mir Hossein Mousavi. Según algunas fuentes, decenas de manifestantes fueron arrestados por la policía, que se enfrentó a ellos en una de las plazas principales de la ciudad.

Los seguidores de Mousavi se concentraron en la zona de Haft-e Tir para corear lemas en contra del actual mandatario, Mahmmoud Ahmadinejad.

Algunos testigos vieron a miembros de las fuerzas de seguridad vestidos de civiles que se infiltraron en la marcha y comenzaron a golpear a los participantes.

Una de las técnicas empleadas consiste en llevar escondidos pequeños cuchillos con los que atacarles, aseguraron.

Sin embargo, debido a las restricciones impuestas por el gobierno a los medios internacionales, la BBC no pudo confirmar estos hechos.

"Un insulto" a los iraníes

Por su parte, Mousavi, quien según datos oficiales perdió las elecciones presidenciales de junio frente a Ahmadinejad, sostuvo que era "un insulto" a la nación iraní decir que los manifestantes están "comprados" por otros países.

El ejecutivo iraní ha sugerido en ocasiones que la oposición sólo protesta por mandato de otros gobiernos, informó el corresponsal de la BBC Jon Leyne.

Según un sitio web afín a Mousavi, el candidato opositor se reunió con familiares de algunos de los manifestantes detenidos.

Mousavi insistió en que la razón por la que sus seguidores confían en la información de medios extranjeros es que la radio y televisión estatales carecen de credibilidad. La intimidación y las amenazas no servirán para silenciar a quienes protestan, advirtió.

Estos comentarios suponen un desafío claro a la autoridad del líder supremo iraní, el ayatola Alí Jamenei, explicó Leyne.

El pasado viernes, el ex mandatario Akbar Hashemi Rafsanjaní dijo durante las tradicionales plegarias islámicas que las autoridades tienen el deber de dar una respuesta a las dudas del pueblo acerca de los comicios.

Y este lunes, varios clérigos reformistas iraníes llamaron a un referendo nacional sobre el proceso electoral. Estos mensajes parecen sugerir el comienzo de la coordinación entre las fuerzas de la oposición, comentó el corresponsal.

Algunos opositores promueven una nueva táctica que pretende sabotear la red eléctrica del país.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.