EE.UU.: ola diplomática en Medio Oriente

El enviado de EE.UU. George Mitchell y el presiente sirio Bashar al-Assad se dan la mano.
Image caption Es la segunda vez que Mitchell visita Damasco.

Estados Unidos dio un impulso a su ofensiva diplomática para buscar la paz en Medio Oriente.

Este domingo, el enviado especial del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, para la región, George Mitchell, viajó a Siria, Israel y Egipto.

En Damasco, Mitchell se reunió con el presidente sirio, Bashar al-Assad.

Después, el funcionario estadounidense se trasladó a Tel Aviv, donde mantuvo conversaciones con el ministro de Defensa israelí, Ehud Barack.

Desde ahí se trasladó a Egipto, en una visita que no estaba programada para este domingo.

Estos días también llegarán a la región otros funcionarios de la administración Obama, como el secretario de Defensa, Robert Gates, y el asesor de seguridad nacional, James Jones.

"La principal misión de Mitchell es relanzar el proceso de paz", señala Katya Adler, corresponsal de la BBC en Jerusalén.

Opine: ¿Se podrá reactivar el proceso de paz?

El Departamento de Estado estadounidense dijo que Mitchell también busca maneras de promover conversaciones de paz entre Siria e Israel.

Estaba previsto que Irán fuera uno de los temas a discutir. Según el gobierno de Israel esa es la prioridad número uno, pero, de acuerdo con analistas, el objetivo de las visitas de los funcionarios estadounidenses es seguir negociando la paz entre israelíes y palestinos.

"Paz exhaustiva"

Image caption La ambición de Obama es llevar paz al Medio Oriente.

Después de reunirse con el presidente sirio, George Mitchell declaró a la prensa: "Le dije al presidente al-Assad que el presidente Obama está determinado a facilitar una paz árabe-israelí realmente exhaustiva. Eso significa paz entre palestinos e israelíes, entre Siria e Israel y entre Líbano e Israel, y por supuesto, al final, la completa normalización de relaciones entre Israel y todos los estados en la región".

Siria, actor clave en Medio Oriente, ha indicado con claridad que busca mejorar las relaciones con EE.UU.

Los puntos de diferencia, sin embargo, son importantes: el apoyo de Damasco al grupo militante palestino Hamas, a Hezbolá en Líbano y al gobierno iraní en Teherán, no son del agrado de EE.UU.

En el pasado, estos vínculos sirios convirtieron al país en enemigo ante los ojos de la administración del ex presidente George W. Bush, la cual rompió virtualmente todas las relaciones con Siria, señaló la corresponsal de la BBC Natalia Antelava, desde Beirut.

Con Obama la relación dio un giro importante.

"George Mitchell es el hombre que está a cargo de crear un plan para la ambición del presidente Obama de llevar la paz al Medio Oriente, y Siria juega un rol crucial en este plan", observó Natalia Antelava.

Segúnla corresponsal de la BBC en Damasco, Lina Sinjab, una de las prioridades de Siria es recuperar los Altos del Golán, un área montañosa estratégica ocupada por Israel desde 1967.

Las conversaciones directas entre Israel y Siria sobre posible retirada israelí se rompieron hace nueve años.

"Conversaciones entre amigos"

Image caption Ehud Brack prometió la cooperación total de su gobierno en la búsqueda de la paz.

Tras su encuentro en tel Aviv con el ministro de Defensa de Israel, Ehud Barack, Mitchell describió las diferencias con los israelíes como "conversaciones entre amigos... no disputas entre enemigos".

Por su parte, Ehud Brack prometió la cooperación total de su gobierno en la búsqueda de la paz.

"Haremos todos los esfuerzos razonables para que (el proceso de paz) suceda", señaló Barack.

Las relaciones entre EE.UU. e Israel han sido tensas en los últimos meses, en especial por las diferencias sobre el futuro de los asentamientos judíos en Cisjordania y Jerusalén Este.

Washington considera que la expansión de esos asentamientos amenaza el proceso de paz.

De hecho, los palestinos afirman que no se sentarán a la mesa a negociar a no ser que se frene la construcción de nuevas viviendas de colonos israelíes.

Pero Israel dice que se debe permitir cierta expansiónpara dar acomodo al "crecimiento natural" de las familias de los colonos.

Desde Tel Aviv, Mitchell viajó a Egipto, a donde en un principio debía llegar este martes.

El viaje a El Cairo fue solicitado por el presidente egipcio, Hosni Mubarack, según fuentes estadounidenses, aunque no se aclaró por qué el mandatario egipcio pidió que se adelantara la visita.

Mitchell debe reunirse este lunescon el líder palestino Mahmoud Abbas y el martes con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.