¿Diplomacia sin precedentes o sin objetivo?

Estados Unidos lleva a cabo una intensa ronda diplomática en Medio Oriente calificada de "sin precedentes en las últimas décadas", con las presencia en la zona de funcionarios de alto rango quienes examinan varias cuestiones clave en varios frentes y de manera simultánea.

Image caption Mitchell quiere llegar a un acuerdo con Israel sobre los asentamientos judíos.

Al Enviado Especial para la región, George Mitchell, que se encuentra en Israel, se le unen el Consejero para la Seguridad Nacional, James Jones y el veterano diplomático y asesor Dennis Ross. A la vez, el secretario de Defensa de Estados Unidos, Robert Gates, viajó de manera sorpresiva a Irak.

Pero, ¿es toda esta intensa actividad diplomática comparable a una locomotora en movimiento que no se desplaza a ningún lado?

Para el analista de la BBC Roger Hardy lo que la Casa Blanca pretende establecer es la seriedad de sus intenciones de resolver cuestiones vitales como las problemáticas palestina, siria e iraní y la normalización de relaciones entre los países árabes e Israel.

Mitchell -explica Hardy- desea lograr progresos en un tema que ha causado fricción entre el gobierno de Barack Obama y del primer ministro israelí Benjamin Netanyahu: la congelación de asentamientos judíos en territorios palestinos.

Igualmente, Mitchell estuvo en Siria -un actor clave en la política regional- donde declaró que el propósito de lograr unas relaciones pacíficas entre sirios e israelíes es alcanzable a corto plazo.

En cuanto a Irán, la diplomacia estadounidense se esfuerza en asegurar a los israelíes que Washington quiere seriamente frenar el programa nuclear de Teherán, manifiesta el analista.

La ambiciosa agenda incluye también urgir a los países árabes a que transiten el camino de la normalización de relaciones con Israel incluso aunque esto no signifique la reanudación plena de relaciones diplomáticas.

Opine: ¿esta vez sí habrá diálogo?

Asentamientos

El Enviado Especial de Estados Unidos para Medio Oriente ha reconocido las dificultades que tiene por delante.

En cuanto al tema de los asentamientos judíos, la Casa Blanca ha venido reclamando durante meses que cese toda expansión israelí en Cisjordania y Jerusalén Oriental.

Tim Franks, corresponsal de la BBC en Jerusalén, informa que -como sugieren recientes informes- podría lograrse un compromiso por el que los israelíes terminarían las obras de edificación de 2.000 apartamentos dentro de Cisjordania, a poca distancia del límite de ese territorio con Israel, pero detendría el resto de las construcciones.

La Autoridad Nacional Palestina condiciona la reanudación del proceso de paz con Israel al congelamiento de todas las colonias judías en territorios palestinos.

Para la comunidad internacional todos los asentamientos construidos en territorio ocupado tras la Guerra de 1967 son ilegales.

Irak

El otro gran tema de la ofensiva diplomática de Estados Unidos es Irak, donde el secretario de Defensa discute con las autoridades temas como la seguridad, la unidad nacional y la venta de armas.

Image caption El secretario de Defensa llegó a Irak procedente de Jordania.

Gabriel Gatehouse, corresponsal de la BBC en Bagdad, informa que la primera parada de Gates fue una base militar de su país en el sur de Irak, vista como vitrina de lo que el Pentágono busca desempeñar en el país árabe: la preparación y el entrenamiento de las fuerzas iraquíes.

Gates llega a Irak a casi un mes de la retirada de las tropas estadounidenses de los centros urbanos iraquíes, el primer paso de la retirada total que deberá completarse para finales de 2011.

Una potencial venta de aviones de combate F16 a Bagdad que se discute en esta visita sería un lucrativo negocio que permitiría a los iraquíes defenderse de posibles amenazas de vecinos una vez se hayan marchado las tropas estadounidenses, pero que no ayudaría a resolver los problemas internos del país, dice Gatehouse.

El corresponsal indica que la reducción de la violencia en el país árabe no puede ocultar la realidad de los atentados mortales que siguen ocurriendo o del conflicto al que se precipitan árabes y kurdos por el control de los recursos petroleros.

Antes de llegar a Irak, Gates expresó en Jordania su esperanza de que Irán responda positivamente al ofrecimiento de diálogo hecho por la Casa Blanca para resolver la crisis generada por su programa nuclear.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.