Suu Kyi tendrá que esperar en prisión

 Protestas en Corea del Sur en favor de la liberación de la activista birmana Aung San Suu Kyi.
Image caption A pesar de los llamados internacionales para liberarla, sus abogados esperan "lo peor".

Las autoridades birmanas dijeron que el anuncio del veredicto del juicio a la líder opositora Aung San Suu Kyi, que estaba previsto para este viernes, no se dará hasta el próximo 11 de agosto.

Suu Kyi, quien está siendo juzgada en el presidio de Insein, la cárcel de máxima seguridad en las afueras de Rangún en la que está retenida, podría ser declarada culpable de haber violado su arresto domiciliario.

Según la agencia de noticias AFP, los jueces dijeron que "es necesario revisar el caso". No es la primera vez que se pospone esta decisión. Cuando fue arrestada en mayo, los oficiales de la Junta Militar dijeron que el juicio duraría sólo unos días, pero ya han pasado meses desde su comienzo.

A pesar de los llamados internacionales para liberarla, tanto fuera como dentro de Birmania se da por hecho que el veredicto la condenará a cinco años de prisión. La Junta Militar la acusó de haber dado cobijo a un ciudadano estadounidense, quien, según Suu Kyi, era un admirador que se presentó sin aviso en su casa de Rangún. El gobierno insistió en que el incidente fue planificado adrede por la premio Nobel de la Paz para avergonzar a las autoridades. Sólo unos días antes de su detención, la Junta había rechazado el fin del arresto domiciliario al que llevaba sometida durante 14 años, a pesar de que su partido argumentó que padecía baja presión sanguínea y deshidratación.

"Preparados para lo peor"

Suu Kyi se declaró inocente y sus abogados insisten en que las leyes que supuestamente violó forman parte de una constitución que fue abolida hace 25 años. Ellos mismos dijeron que no confían en un fallo absolutorio, ya que hasta ahora ningún preso político ha logrado ser liberado bajo el gobierno militar.

"Nos estamos preparando para lo peor", dijo Nyan Win, uno de sus abogados, quien está recopilando medicinas y libros para su probable cautiverio. Las autoridades han pedido a los seguidores de esta popular activista pro-democracia que no protesten cuando se conozca el fallo de tribunal, y avisó de la posibilidad de que "elementos subversivos" se manifestaran. El diario oficial La nueva luz de Birmania dijo que "si alguna gente sale a las calles para tomar el poder habrá que estar atentos, ya que en realidad se trata de elementos antidemocráticos, no de activistas en pro de la democracia".

Fuera de los comicios

Image caption El juicio a Suu Kyi ha causado indignación en todo el mundo.

Karishma Vaswani, corresponsal de la BBC en Tailandia -la Junta expulsó a los periodistas internacionales de Birmania-, dijo que varios gobiernos occidentales y de la región han criticado el proceso, que consideran una farsa para justificar el arresto de la líder opositora de cara a las elecciones del próximo año.

Si es declarada culpable no podrá competir en las primeros comicios que tendrán lugar en el país desde 1990, cuando venció el partido de esta activista de 62 años, la Liga Nacional por la Democracia. Pese a que su partido obtuvo una victoria arrolladora, fue detenida y el resultado electoral nunca fue reconocido por los militares.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.