Nigeria: los "talibanes" en retirada

Ropas y cuerpos de los militantes tras los enfrentamientos.
Image caption La información que lleva desde Maiduguri es confusa, pero ya han muerto más de 200 personas.

Luego de tres días de enfrentamientos, que han dejado más de 200 muertos, los islamistas armados que dispararon la violencia en el norte de Nigeria se repliegan en Maiduguri, informó el Ejército.

Los enfrentamientos se concentraron las últimas horas en las zonas aledañas a la residencia del líder del grupo Boko Haram -cuyos simpatizantes son conocidos como "talibanes" por los vecinos-, en la capital del estado de Borno.

Los militares han dispersado a los combatientes, que abandonaron sus posiciones cuando el ejército reforzó sus tropas con un contingente de 1.000 soldados.

Pero las hechos son confusos, dice la corresponsal de la BBC Catherine Utley. Previamente se indicó que el ejército perdía terreno, y que los islamistas estaban utilizando a lugareños como escudos humanos. Hubo un momento en que se informó que habían tomado control de seis distritos de la ciudad.

La comunicación con Maiduguri es intermitente, por lo que no resulta sencillo seguir lo que allí ocurre, pero las autoridades han quedado sorprendidas por la cantidad de apoyo que han recibido los islamistas en la región, dice un corresponsal en Lagos.

Brigadas extranjeras

Image caption Los lugareños se han visto forzados a suspender sus actividades en medio de los tiroteos.

Desde que el domingo estalló la violencia contra comisarías y oficinas gubernamentales, han muerto más de 200 personas.

Los combatientes sostienen que el gobierno nigeriano está corrompido por ideas occidentales, y reclama que se implemente una versión estricta de la Sharia en su comunidad.

Algunos de los efectos personales encontrados en los cuerpos revisados por el ejército tras los enfrentamientos revelan que varios de los islamistas provenían de los países vecinos Chad y Níger.

El miércoles, los militares liberaron a un centenar de mujeres y niños que permanecían retenidos por la secta en un edificio de Maiduguri. Los cautivos revelaron a la BBC que llevaban seis días "secuestrados", y que sus captores los alimentaban con dátiles y agua.

Algunas de las mujeres son esposas de miembros de Boko Haram, y contaron cómo sus maridos las condujeron a Maiduguri desde otras partes del país.

Cuatro estados del norte de país se han visto sacudidos en los últimos días por episodios de violencia originados por Boko Haram: Borno, Bauchi, Kano y Yobe.

Contenido relacionado