La guerra en Irak bajo la lupa

La guerra de Irak está bajo la lupa en el Reino Unido a partir de este jueves con una investigación oficial que mirará todos los aspectos del conflicto, incluyendo las decisiones que se tomaron antes de que empezara la invasión.

Image caption El jefe de la investigación dijo que no tendrá reparos en señalar los errores.

Esta no es la primera vez que se hace una investigación sobre Irak. Pero las anteriores fueron criticadas por no haber sido transparentes o por haber abarcado sólo una parte del conflicto.

"Así que (el primer ministro británico) Gordon Brown, deseoso de distanciarse del legado más controvertido de su antecesor Tony Blair, había prometido una investigación de verdad una vez que las tropas británicas dejaran Irak", explicó Naomi Grimley, especialista en política británica de la BBC.

El resultado es un panel liderado por un ex funcionario público, Sir John Chilcot, a quien se le pidió que mirara todos los aspectos de la guerra; desde las discusiones diplomáticas que llevaron a la invasión, las estrategias durante la ocupación, hasta las decisiones que se tomaron para decidir el momento de la retirada de tropas.

Puertas abiertas

En un principio el gobierno quería que la investigación se llevara a puertas cerradas, pero la presión de algunos miembros del ejército, diplomáticos y familiares de soldados muertos, hizo que se cambiara de decisión.

"Eventualmente Gordon acordó que 'en lo posible' las evidencias deberían mostrarse al público. Y es probable que figuras claves en el conflicto, como Tony Blair, tengan que ofrecer testimonio en sesiones abiertas", informó Grimley.

La especialista también señaló que pareciera que el gobierno británico está reconsiderando su idea inicial de no "adjudicar culpas".

Al respecto Chilcot dijo que en caso de ser necesario no se sentirá intimidado en criticar a aquellos que tomaron las principales decisiones.

Críticas

"Si descubrimos errores, o si determinamos algunos asuntos que se pudieron hacer mejor, lo diremos, francamente", apuntó el jefe de la investigación.

"Todos estamos comprometidos a ser lo más abiertos posibles en nuestro trabajo, porque reconocemos que esa es una de las formas que el público pueda estar seguro de la integridad e independencia del proceso", agregó.

Pero muchos políticos, y parte del público, han mostrado su disconformidad con la investigación, pues critican que no se podrá utilizar documentos oficiales ni testigos de otros países.

No obstante se espera que el equipo a cargo de la investigación viaje a Irak durante sus averiguaciones.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.