Lockerbie: detenido se opone a apelar

El libio Abdelbaset Ali al-Megrahi, condenado por el atentado de Lockerbie en 1988, renunció a su segunda apelación contra su condena, informaron sus abogados.

Image caption El libio sufre de cáncer de próstata.

Esto abre el camino para su eventual retorno de Gran Bretaña a Libia en virtud de un acuerdo de transferencia de prisioneros firmado entre ambos países este año.

Este convenio señala que un preso no puede ser transferido si tiene procedimientos legales abiertos.

La solicitud fue presentada el miércoles por la defensa del detenido y se espera que el martes la justicia escocesa realice una audicencia para evaluar la petición.

Megrahi cumple en Escocia una condena de al menos 27 años de cárcel, condenado por hacer volar el vuelo 103 de Pan Am que dejó 270 personas muertas en diciembre de 1988.

Los abogados aseguran que el estado de salud de su defendido "empeoró".

La noticia llega luego de que la BBC informó de que Megrahi espera ser liberado por motivos humanitarios -el libio sufre de cáncer de próstata- la próxima semana.

Y aunque las autoridades escocesas calificaron esta noticia como una especulación, la posible liberación provocó indignación entre algunos de los familiares de las víctimas del atentado. Otros, sin embargo, piensan que puede haber sido injustamente condenado.

Por su parte, Estados Unidos se opuso a que se libere de forma temprana al hombre que fue procesado por el atentado.

El caso

El 21 de diciembre de 1988, el avión de la línea aérea estadounidense se precipitó sobre Lockerbie después de que explotara una bomba oculta en su bodega. Todos los pasajeros murieron además de 11 personas que se encontraban en tierra al momento del impacto.

Image caption El atentado de Lockerbie en 1988 dejó 270 personas muertas.

Megrahi, de 57 años, fue declarado culpable de asesinato en enero de 2001 en un juicio celebrado por jueces escocesas en La Haya.

Un primer recurso contra esta sentencia fue rechazada el año siguiente.

Su segunda apelación se inició este año, pero poco después se hicieron solicitudes para su traslado a una cárcel en Libia y para que sea liberado por razones humanitarias.

El gobierno escocés insistió que la movida de la defensa de Megrahi era ajena a cualquier eventual decisión sobre estas solicitudes.

El futuro de Megrahi está en manos del secretario de Justicia de Escocia, Kenny MacAskill, ya que él es responsable de todas las decisiones sobre presos en Escocia, según James Cooke, periodista de la BBC.

MacAskill debe considerar dos pedidos por separado: si liberarlo por razones humanitarias o si transferirlo a Libia para que cumpla allí el resto de su condena.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.