Última actualización: lunes, 17 de agosto de 2009 - 16:46 GMT

Atentado en Ingushetia deja 20 muertos

Para reproducir este material debe tener activado Java Script, así como tener instalada la última versión de Flash Player.

Reproduzca el contenido en Real Player o Windows Media

La explosión de un camión bomba contra el cuartel general de la policía en Nazran, capital de la república rusa de Ingushetia, dejó al menos 20 muertos, entre ellos varios efectivos que formaban a primera hora de la mañana.

Además, unas 60 personas resultaron heridas, incluyendo niños.

Ingushetia limita con Chechenia y ha visto un resurgimiento de la violencia, con tiroteos, explosiones y otros ataques contra el gobierno y las fuerzas de seguridad en los últimos meses.

El presidente de Ingushetia, Yunus Bek-Yevkurov, quien resultó herido en un atentado contra su persona en junio, dijo que detrás del incidente de este lunes hay grupos de combatientes islámicos, que buscan venganza por los operativos de seguridad lanzados en su contra en la frontera.

El ataque es señal de que la insurgencia que asoló Chechenia durante quince años ha evolucionado hasta convertirse en un levantamiento islámico transfronterizo, explica la corresponsal de la BBC Sarah Rainsford.

El presidente de Rusia Dmitry Medvedev despidió en forma casi inmediata al ministro del Interior de Ingushetia, diciendo que "este acto terrorista podría haber sido evitado".

"La policía debe proteger a la gente, y debe ser capaz de protegerse también a sí misma", dijo el mandatario.

Golpes cada vez más duros

El ataque de este lunes en Ingushetia ha sido descrito como el más sangriento en meses.

La explosión destrozó el cuartel justo en momentos en que la policía se reportaba para un cambio de guardia.

Mapa

La imágenes del sitio mostraban la devastación ocasionada en el vecindario, donde otras casas también resultaron afectadas y los coches estacionados en las cercanías quedaron reducidos a cenizas.

Se presume que el conductor del camión bomba se encuentra entre los muertos, aunque esto no ha podido ser confirmado por las autoridades.

El vocero del gobierno Kaloi Akhilgov le dijo a la agencia de noticias AFP que todos los muertos son policías, pero que entre los heridos hay 11 niños. Muchos de los heridos, la mayoría residentes en la zona, se encuentran en estado grave.

Los hospitales están desbordados y las autoridades están haciendo un gran esfuerzo para hacer frente a la situación, ya que no hay reservas de suficientes de sangre, según el vocero.

"No hemos tenido un ataque semejante en mucho tiempo", agregó Akhilgov.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.