Brasil también conspiró contra Allende

Richard Nixon y Henry Kissinger en 1973.
Image caption Nixon escogió a su consejero de Seguridad Nacional, Henry Kissinger, para negociar.

Estados Unidos y Brasil conspiraron para derrocar al presidente chileno Salvador Allende dos años antes de que éste sufriera el golpe de Estado de 1973, encabezado por Augusto Pinochet.

Así lo revela un documento ultrasecreto recién desclasificado por el Departamento de Estado estadounidense y difundido por el Archivo Nacional de Seguridad, una institución privada sin fines de lucro.

Según el expediente, el presidente Richard Nixon y el gobernante militar brasileño Emilio Medici no sólo discutieron planes para intervenir conjuntamente en Chile con el fin de deponer a Allende, sino que también evaluaron la posibilidad de actuar de la misma forma en la Cuba de Fidel Castro.

También se mostraron preocupados por la situación de otros países latinoamericanos como Perú y Bolivia, en los que querían "prevenir otros Allendes y Castros" en plena Guerra Fría.

El expediente contiene los detalles de una reunión llevada a cabo el 9 de diciembre de 1971 en el Salón Oval de la Casa Blanca, en Washington.

"Colaboración"

En la conversación, Nixon le preguntó a Medici si los militares chilenos tenían capacidad para derrocar a Allende.

Según el documento, Médici respondió que creía que el mandatario sería depuesto y "dejó en claro que Brasil estaba trabajando con ese fin".

Nixon, por su parte, afirmó que "era muy importante que Brasil y Estados Unidos tuvieran una estrecha colaboración en ese campo" y ofreció ayuda "discreta" y dinero para operaciones brasileñas contra el gobierno de Allende.

El expediente afirma que ambos también discutieron operaciones conjuntas contra Castro -dándoles apoyo a grupos de exiliados cubanos que querían deponerlo- y la manera de poner freno a los esfuerzos de Perú de reincorporar a la isla a la Organización de Estados Americanos (OEA).

Según el memorando, Nixon dijo que Washington y Brasilia debían "tratar de prevenir nuevos Allendes y Castros e intentar, en la medida de lo posible, revertir esas tendencias".

Canal ultrasecreto

Image caption No es la primera vez que un memorando desclasificado vincula a Nixon con el golpe en Chile.

"Durante la reunión, Nixon habló de un tema que consideró de gran importancia: establecer un canal ultrasecreto entre los dos presidentes", añade el documento desclasificado.

Debido a la estrecha relación que ambos desarrollaron, el mandatario estadounidense quería "una forma de comunicación fuera de los canales diplomáticos normales cuando fuera necesario".

El expediente dice que Medici aceptó y le que asignó esa tarea a su canciller, Gibson Barbosa, mientras que Nixon escogió a su consejero de Seguridad Nacional, Henry Kissinger.

No es la primera vez que un memorando desclasificado vincula al ex mandatario de Estados Unidos con el golpe en Chile.

Una serie de documentos difundidos el año pasado confirmaron que Nixon y Kissinger querían evitar que Allende llegara al poder en 1970, con la intervención de la CIA (la agencia de inteligencia estadounidense).

Esta revelación coincidió con el 35º aniversario del golpe militar del 11 de septiembre de 1973, en el cual murió el mandatario chileno.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.