Corea del N. insiste en dialogar con EE.UU.

Corea del Norte renovó su pedido de mantener conversaciones acerca de su plan nuclear de manera bilateral con Estados Unidos, informó este miércoles el gobernador de Nuevo México, Bill Richardson, luego de reunirse con enviados de Pyongyang.

Image caption Richardson dijo que los norcoreanos dejaron en claro que quieren un diálogo bilateral con EE.UU.

"La delegación indicó que Corea del Norte está lista para un nuevo diálogo con Estados Unidos con respecto al asunto nuclear", dijo en una declaración.

Si bien el gobernador estadounidense calificó las charlas de "productivas" y dijo que "la temperatura se ha enfriado desde la visita del presidente (Bill) Clinton (para la liberación de las dos periodistas de California)", señaló que la cuestión es si aceptar o no las conversaciones de dos partes en vez de la seis que reúnen también a los vecinos de Corea del Norte (China, Japón, Corea del Sur y Rusia).

"Los norcoreanos quieren, sin lugar a dudas, las conversaciones bilaterales y no en el marco de las seis partes", expresó Richardson, en el primero de los dos días de visita de los delegados a Sante Fe, capital de Nuevo México.

El periodista de la BBC Charles Scanlon observa que "ésta es una demanda de larga data, que ha sido resistida por Estados Unidos".

Además, Richardson indicó que los norcoreanos creen que ahora es el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, el que tiene que provocar un acercamiento.

El periodista de la BBC señala que es un patrón familiar de la diplomacia norcoreana: primero la beligerancia y luego una vuelta a la diplomacia para demandar concesiones.

"Devolución de atenciones"

Pyongyang abandonó la mesa de negociaciones de los seis países y prometió volver a su plan de enriquecimiento de plutonio en abril pasado, luego de ser sancionado por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas por realizar pruebas con cohetes de largo alcance.

Y el 25 de mayo llevó a cabo un nuevo ensayo nuclear, que fue visto como una provocación por Estados Unidos.

Los encuentros de Santa Fe, solicitados por los norcoreanos, son los más recientes de una serie de gestos por parte de Pyonyang, luego de haber indultado a las dos periodistas estadounidenses -condenadas a 12 años de trabajos forzados por supuestamente haber entrado ilegalmente a Corea del Norte- con la mediación de Bill Clinton.

"Los norcoreanos usaron, obviamente, a las periodistas como un elemento de intercambio y ahora quieren una devolución de atenciones", le dijo Richardson a la cadena de televisión CNN.

El periodista Scanlon observa que los delegados de Pyongyang "sienten que ya han hecho una concesión liberando a las dos periodistas a principios de este mes y ahora esperan algo a cambio".

El gobierno del anterior presidente George W. Bush aceptó otorgarle concesiones a Corea del Norte luego de su primera prueba nuclear en 2006, como conversaciones bilaterales paralelamente a las de las seis partes, y le ofreció incentivos diplomáticos y económicos a fin de que el país asiático desarme sus plantas nucleares, recuerda Scanlon.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.