AF447: suspenden rastreo de cajas negras

Equipos de rescate del Air Bus.
Image caption El barco que rastrea la zona donde se estrelló el aparato partió ya hacia Senegal.

El equipo francés que investiga las causas del accidente del avión de Air France que cayó al Oceáno Atlántico decidió suspender la búsqueda de las cajas negras.

Estas grabadoras son necesarias para conocer exactamente cómo, cuando y por qué la nave se precipitó con 228 personas a bordo, cuando viajaba el pasado 1 de junio de Río de Janeiro a París.

El Pourquoi Pas, el barco que rastrea la zona donde se estrelló el aparato, partió hacia Senegal, concluyendo así la segunda fase de búsqueda.

Ahora, un comité de expertos tendrá que reunirse para decidir si emprenderán una tercera etapa.

La primera finalizó el 10 de julio, cuando se dio por hecho que las cajas se habían quedado sin las baterías con las que pueden emitir sus señales de localización.

A finales de ese mes comenzó la segunda etapa, coordinada por la Oficina de Investigaciones y Análisis (BEA, por sus siglas en francés), el organismo encargado en Francia de las investigaciones técnicas de los accidentes aéreos.

Entonces se mandaron dos mini submarinos con capacidad de rastreo a través de sonar.

Según informó el colaborador de BBC Mundo en Francia, Gerardo Lissardy, una continuar buscando las cajas por al menos tres meses costaría entre 12 y 20 millones de euros (entre US$17 millones y US$ 28millones).

Sólo hipótesis

La recuperación de algunas piezas del fuselaje sugiere que el avión se rompió en el momento de tocar el océano y no en el aire.

Image caption Dos mini submarinos con capacidad de rastreo a través de sonar participaban en la búsqueda.

Los investigadores también creen que los sensores de velocidad del aparato "fueron un factor, pero no la causa" del accidente.

Precisamente hubo en las últimas semanas un intenso debate sobre qué papel jugaron los viejos sensores de la nave en este siniestro. Algunos especialistas argumentaron que estos dieron información errónea a los pilotos, lo que pudo ocasionar la tragedia.

Las autoridades francesas ya dijeron tras la caída del avión que era "casi imposible" encontrar las cajas, dada la profundidad del mar, la extensión del área de búsqueda y las irregularidades del terreno.

Éstas tienen un mecanismo que emite señales de localización, incluso a 4.300 metros bajo el nivel del agua. No se sabe, con todo, si habrán sobrevivido a la presión de las profundidades.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.