Piden reabrir casos por abusos de la CIA

Detenidos
Image caption El informe detalla torturas a las que fueron sometidos los presos de las cárceles de la CIA.

La oficina de ética del Departamento de Justicia de Estados Unidos recomendó al fiscal general del país, Eric Holder, que reabra cerca de una docena de casos de abusos a prisioneros en cárceles de la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés), según informó el diario The New York Times, que cita a una funcionario que prefirió el anonimato.

Esto podría llevar al banquillo a empleados y contratistas de la CIA por presunto trato inhumano a sospechosos de terrorismo, especialmente en cárceles de Irak y Afganistán.

Esta recomendación coincide con el anuncio de que el gobierno de Estados Unidos dará a conocer este lunes los contenidos desclasificados de un polémico informe secreto de la CIA donde figuran técnicas de tortura infligidas a supuestos terroristas.

Una posible reapertura de casos podría traer problemas a la CIA y también generar ramificaciones en el tema de los polémicos métodos interrogatorios de la administración de george W. Bush, un asunto que el actual presidente estadounidense, Barack Obama, desea ver superado.

Obama ha aprobado la creación de una nueva unidad para interrogar a supuestos terroristas, según informa el periódico The Washington Post.

Investigan abusos, ¿qué cambia? ¡Opine!

Informe espinoso

El informe oficial, redactado por el inspector general de la CIA, será desclasificado a pedido de la Asociación de Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés), una de las principales organizaciones estadounidenses de derechos civiles.

Ya había sido difundido el año pasado, pero con los apartados más polémicos censurados.

Como recuerda el corresponsal de la BBC en Washington, Daniel Sandford, "muchas páginas estaban tachadas, y la introducción y las conclusiones habían sido retiradas".

Por ejemplo, se había eliminado las partes que describían las llamadas "técnicas de interrogación mejoradas" o el tormento de toca o del submarino, la técnica en que se induce el temor inminente de ahogamiento.

Sin embargo, este lunes se conocerá el contenido completo de este informe, donde se dan detalles sobre las severas técnicas de interrogación que se utilizaron con los detenidos durante la llamada "guerra contra el terrorismo" que llevó a cabo el gobierno de George W. Bush.

Taladros y simulacros

Mike Hosenball, un periodista de la revista Newsweek que tuvo acceso al informe inédito, relató a la BBC que la agencia de espionaje simuló ejecuciones y amenazó a prisioneros con taladros eléctricos para hacerlos confesar.

"Disparaban pistolas en habitaciones contiguas para que el detenido creyera que estaban matando a alguien", dijo Hosenball a la BBC.

Según el periodista, el entorno de Bush ha asegurado que las técnicas fueron efectivas para obtener importante información.

No obstante, los críticos afirman que mediante el uso de la violencia se puede haber obtenido mucha información, pero falsa.

Incluso durante la administración Bush, que hizo una interpretación sumamente controvertida de las leyes, era ilegal causar "dolor mental" mediante la "amenaza de muerte inminente".

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.