Publican documentos sobre el caso Megrahi

Image caption La liberación de Megrahi por razones humanitarias provocó un gran escándalo que aún no ceja.

Los gobiernos británico y escocés publicaron los documentos que intercambiaron en relación a la polémica liberación del único detenido por el atentado de Lockerbie en 1988.

El gobierno de Reino Unido quiere demostrar que no hubo un pacto secreto con Libia para liberar a Abdelbaset al-Megrahi, y así hacer frente al escándalo desatado en la prensa británica por este asunto, comentó el analista político Iain Watson, de BBC.

"También están ansiosos por probar que no se presionó al gobierno escocés para permitir al único hombre condenado por el atentado de Lockerbie volver a su casa por razones humanitarias", señaló Watson.

Las cartas publicadas este martes muestran que Jack Straw, ministro de Justicia británico, cambió de opinión sobre la inclusión de Megrahi en un pacto de transferencia de prisioneros entre Londres y Trípoli en 2007.

Inicialmente, Straw había sugerido que nadie relacionado con el ataque al avión de Pan Am en el que murieron 270 personas fuera incluido en dicho acuerdo.

Pero en una carta posterior dijo que para preservar los intereses del Reino Unido el pacto no debía tener restricciones.

Sin embargo, Straw insistió en que finalmente el secretario de justicia escocés, Kenny MacAskill, decidió la puesta en libertad de Megrahi como un acto de misericordia y no bajo los términos del pacto.

Por su parte, el ejecutivo escocés difundió los informes médicos que confirman la gravedad del estado de salud del libio para respaldar las razones humanitarias de su resolución.

¿Qué opina usted de la liberación de Al-Megrahi?

Controversia

La justicia de Escocia -territorio que forma parte de Reino Unido con un sistema judicial independiente- liberó a al-Megrahi, enfermo terminal de cáncer de próstata, el 20 de agosto pasado.

Megrahi volvió a Libia después de cumplir ocho años de una pena de cadena perpetua por el ataque al vuelo 103 de Pan Am que explotó sobre la localidad escocesa de Lockerbie en diciembre de 1988.

La decisión de liberar al libio, que fue recibido como un héroe en Trípoli, provocó fuertes críticas desde Estados Unidos -de donde eran la mayoría de los pasajeron que perdieron la vida en el atentado- y en Reino Unido.

A pesar de que el gobierno británico negó rotundamente que la puesta en libertad Megrahi fuera parte de un acuerdo comercial con Libia, el hijo de Muammar Gaddafi afirmó que no era "ningún secreto" que los convenios comerciales y petroleros entre los dos países estaban detrás de la decisión.

Para el corresponsal de BBC Rob Watson, la publicación de los documentos oficiales indica que no hubo una relación directa entre la liberación del detenido y el deseo de mejorar las relaciones comerciales entre Reino Unido y Libia.

La controversia ha hecho que muchos líderes occidentales se abstuvieran de participar de las celebraciones en el país africano al cumplirse 40 años del golpe que encumbró a Gaddafi en el poder.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.