Tercer día de protestas en China

Protestas en Urumqi
Image caption Las autoridades chinas culpan a los separatistas uigures de la violencia.

Al menos cinco personas murieron durante las protestas que por tercer día consecutivo tienen lugar en Urumqui, la capital de la provincia de Xinjiang. La policía china usó gases lacrimógenos contra los enfrentamientos entre las etnias uigur y han, esta última la predominante en el país.

Según las autoridades locales, otras 14 resultaron heridas el jueves. El vicealcalde de Urumqi, Zhang Hond, no precisó de qué etnia son las víctimas.

Michael Bristow, periodista de la BBC, informó desde Urumqui que la policía patrulla la Plaza del Pueblo, en el centro de la ciudad, que la víspera fue escenario de las mayores protestas desde que en julio casi doscientas personas murieran tras enfrentamientos.

Igualmente hay agentes apostados en cruces de vías y las fuerzas de seguridad cuentan con vehículos estacionados en calles interiores.

Bristow agregó que durante los enfrentamientos de este viernes, la policía detuvo a varios manifestantes, que previamente se habían ido congregando en pequeños grupos en las esquinas del centro de la ciudad.

Un testigo declaró a la BBC que hasta 2.000 manifestantes de la etnia han participaron en las manifestaciones de los dos primeros días.

El gobierno chino, que culpa a los separatistas uigures de la violencia, envió a la región a su máximo responsable de Seguridad, Meng Jianzhu.

A su llegada a Urumqi, el oficial pidió a las autoridades locales "restaurar el orden social lo antes posible", dijo la agencia de noticias oficial Xinhua.

Las autoridades chinas podrían buscar pacificar la región antes de que se conmemoren, dentro de apenas unas semanas, los 60 años de la llegada de los comunistas al poder, según el corresponsal.

Ataques con jeringas

Image caption Los manifestantes reclaman que se garantice la seguridad tras denuncias de ataques con jeringas hipodérmicas.

Las protestas parecen haber sido desatadas tras inexplicables ataques con jeringas hipodérmicas.

Fuente de salud confirmaron a agencias de noticias que un número indeterminado de personas fueron internadas en los últimos días luego de que aseguraran que habían sufrido ataques con jeringuillas.

Según el sitio electrónico de "Pueblo en Línea", que cita a un funcionario chino local, ya se han producido arrestos de personas presuntamente vinculadas a estos ataques.

Los demandantes salieron a las calles de Urumqui en reclamo de que se adopten medidas para proteger a la población.

Algunos de ellos han pedido la renuncia de los dirigentes locales del Partido Comunista, a los que acusan de haber fallado en su deber de mantener la seguridad ciudadana.

El periodista de la BBC explicó que la situación es muy tensa y que no hay signos de que por ahora vaya a cambiar.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.