Última actualización: martes, 8 de septiembre de 2009 - 22:19 GMT

Regreso a clases con Obama

Para reproducir este material debe tener activado Java Script, así como tener instalada la última versión de Flash Player.

Reproduzca el contenido en Real Player o Windows Media

El presidente Barack Obama inauguró el año escolar en Estados Unidos entre los estudiantes de una escuela de Arlington -condado de Virginia vecino a Washington- con un mensaje que había generado polémica en días previos.

Este martes Obama ofreció un discurso a los jóvenes reunidos en la cancha deportiva de la escuela Wakefield y que fue pasado por las principales cadenas de noticias por cable y presentado en directo en la mayoría de las aulas del país.

La idea era que el discurso presidencial fuera visto por los estudiantes de todos los colegios de EE.UU. pero la controversia que alimentaron los sectores conservadores más radicales creció tanto que algunas escuelas cedieron a la presión de los padres que temían que sus hijos fueran expuestos a mensajes "adoctrinadores".

Mientras algunas pocas escuelas decidieron no presentar el mensaje, algunos padres se negaron a llevar a sus hijos al colegio en el primer día del año escolar.

A las afueras de Wakefield -colegio escogido por ser el más diverso del país social y económicamente según el Departamento de Educación- un pequeño grupo expresaba su rechazo a la visita presidencial con carteles en los que se leía "Obama aléjate de mis hijos".

Momento Kennedy

Niño escuchando el discurso del presidente Obama.

Los alumnos escucharon sobre el padre de Obama, sobre Michael Jordan y sobre la autora de Harry Potter.

Una vez dentro de la escuela y tras una breve charla con grupo de alumnos en la biblioteca, el presidente empezó diciéndole a los jóvenes que conocía esa sensación de "querer que siga siendo verano para poder quedarse en casa un poco más en la mañana".

Tras presentar ejemplos personales sobre cómo su madre soltera y sin demasiados recursos económicos se esforzó en darle la mejor educación posible, y cómo él mismo había hecho cosas en el colegio de las cuales no estaba orgulloso, el presidente habló a los estudiantes de la responsabilidad que tienen en su formación.

"No importa lo que quieran hacer con sus vidas, les garantizo que necesitaran una educación para hacerlo (…) Ustedes no podrán dejar la escuela e inmediatamente conseguir un buen empleo. Tienen que trabajar, prepararse y aprender para conseguirlo".

Obama les habló de cómo les puede parecer sencillo "por lo que ven en televisión" hacerse súbitamente ricos y famosos a través de la música o los deportes.

"La verdad es que ser exitoso es difícil" afirmó, exhortando a los jóvenes a no desfallecer en caso de que las cosas no les salgan como esperan desde el principio porque "algunas de las personas más exitosas del mundo son aquellas que tuvieron muchas fallas".

Obama citó a la escritora británica J.K Rowling, cuyo primer libro de Harry Potter fue rechazado 12 veces por las editoriales, o como el basquetbolista Michael Jordan fue excluido del equipo de su colegio.

En general fueron palabras de motivación al final de las cuales el presidente dejó a los estudiantes un reto que para algunos podría tener ecos del que lanzó el presidente John Kennedy en su juramento en el cargo cuando dijo que "no es qué puede hacer mi país por mí, sino qué puedo hacer yo por mi país".

"Yo quiero preguntarles hoy: ¿Cuál va a ser la contribución de ustedes? ¿Qué problemas van a resolver? ¿Qué descubrimientos harán? ¿Qué dirá un presidente que venga acá dentro de 20 o 50 o 100 años sobre lo que ustedes hicieron por este país?" dijo Obama en sus palabras finales.

¿Fue para tanto?

El mensaje del presidente fue casi exacto al texto que el lunes presentó la Casa Blanca en su sitio de internet en una rara práctica comunicacional.

Yo quiero preguntarles hoy: ¿Cuál va a ser la contribución de ustedes? ¿Qué problemas van a resolver? ¿Qué descubrimientos harán? ¿Qué dirá un presidente que venga acá dentro de 20 o 50 o 100 años sobre lo que ustedes hicieron por este país?

Barack Obama, presidente de Estados Unidos

Aunque algunos lo vieron como una estrategia para cortar la polémica, fuentes de la presidencia aseguraron a BBC Mundo que se presentaba tan anticipadamente porque se trataba de "un tema de interés".

La presentación del texto contribuyó a calmar el debate, pero ya escuchado de boca del presidente ¿puede considerarse que hubo algún tipo de mensaje político oculto en sus palabras de Obama?

Al terminar el mensaje el canal de noticias Fox, uno de los medios que dio más cabida a la controversia, transmitió en directo desde una escuela de Washington las reacciones de profesores y estudiantes, quienes se manifestaron satisfechos con la intervención presidencial.

"Sentí que fue un fuerte mensaje para los estudiantes y verdaderamente inspirador" aseguró Julie Rusinger, directora del colegio.

"Ciertamente no vi peligro en él. No pensé que estuviera incentivando el liberalismo o algo parecido" afirmó Rusinger, quien aclaró que leyó la versión que presentó la víspera la Casa Blanca para asegurarse que "no estuviera políticamente motivado".

"Bueno, después de todo"

La controversia fue efímera como parece demostrarlo el hecho de que menos de dos horas después del mensaje otras noticias lo desplazaron de los principales medios, como la tormenta tropical Fred.

O el también tormentoso debate sobre reforma del sistema de salud que será otro discurso inusual que dará el miércoles Obama ante el pleno del Congreso.

Un buen discurso, después de todo

Jim Greer, presidente del Partido Republicano en Florida.

De hecho, el presidente del Partido Republicano en Florida, Jim Greer, quien inició la movilización contra el mensaje escolar, aseguró a medios locales que se trató de "un buen discurso, después de todo" aunque advirtió que eso fue posible por los cambios que tuvo que hacerle la Casa Blanca debido a la presión política conservadora.

Ya la noche del lunes Greer había dicho a la prensa local que dejaría que sus hijos asistieran a la escuela el martes y escucharan el mensaje "inspirador" del presidente.

En realidad la única nota política la puso Tim Spitzer, el estudiante que al presentar al presidente al auditorio de Wakefield pidió un aplauso para "el hombre que nos enseñó que sí se puede", una clara referencia al eslogan de campaña de Obama. "Cosas de muchacho", podría decir más de uno para disculparlo.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.