Irán: reanudan diálogo nuclear

Planta nuclear iraní en Isfahan
Image caption Las negociaciones con Irán sobre su programa nuclear llevaban mucho tiempo encalladas.

Irán reanudará las negociaciones sobre su programa nuclear con los seis países del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas el próximo 1 de octubre.

Así lo anunció un portavoz de la Unión Europea, aunque no ofreció más detalles.

El secretario de Energía de Estados Unidos, Steven Chu, dijo que las conversaciones suponían un importante primer paso para desencallar la crisis con Irán.

Sin embargo, la corresponsal de la BBC en Viena, Bethany Bell, apuntó que no está nada claro que éstas vayan a tener éxito.

Representantes del Reino Unido, China, Francia, Alemania, Rusia y EE.UU. negocian con Teherán para que suspenda su programa de enriquecimiento de uranio que, según Washington, podría ser utilizado para fabricar armas nucleares.

En cambio, el gobierno iraní asegura que su programa nuclear tiene propósitos civiles.

Nuevo jefe

El anuncio coincidió con la elección del diplomático japonés, Yukiya Amano, como nuevo jefe de la agencia atómica de la ONU. Asumirá el cargo el 1 de diciembre por un periodo inicial de cuatro años.

Relevará al carismático y polémico Mohamed El Baradei, quien ha estado 12 años al frente del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA).

Image caption Amano tiene un perfil más tecnócrata que su polémico predecesor, el egipcio El Baradei.

En su discurso de despedida en la sede del organismo en Viena, El Baradei, de 67 años, cargó nuevamente contra la invasión de Irak liderada por EE.UU. en 2003 "pese a que el Organismo y la ONU proveyeron información imparcial y fáctica que señalaba la ausencia de armas de destrucción masiva" en ese país.

"Importantes lecciones tienen que ser aprendidas de Irak y Corea del Norte. Primero, que debemos de dejar a la diplomacia y una verificación exhaustiva seguir su curso, sin importar lo duro y largo que sea el proceso", añadió.

EE.UU. e Israel critican fuertemente al egipcio El Baradei por no ser lo suficientemente duro contra el programa nuclear iraní.

El mes pasado, Israel y Francia le acusaron de esconder pruebas que demostrarían que Irán tiene un programa secreto para construir armas nucleares, algo que El Baradei negó furioso.

Al referirse a Irán en su discurso, El Baradei reconoció que hay "varias cuestiones y acusaciones que arrojan dudas sobre la naturaleza pacífica de ese programa", pero recalcó que la crisis sólo puede resolverse a través del diálogo.

Tecnócrata

Su sucesor, Yukiya Amano, de 62 años, es visto por los analistas como un tecnócrata quien intentará despolitizar al OIEA, al contrario de su predecesor.

Se le considera además más cercano a las posturas duras de EE.UU. frente a Irán.

Aún así, en febrero pasado dijo que los iraníes deben de ser tratados con respeto y a través de un diálogo fructífero.

Alabó también la voluntad del presidente estadounidense, Barack Obama, de entablar conversaciones con Teherán sobre su polémico programa nuclear.

Amano nació un par de años después de los ataques nucleares estadounidenses contra Japón en 1945.

En una entrevista con el diario austríaco Die Presse, Amano dijo que esto "le convenció en oponerse a la proliferación de armas nucleares porque vengo de un país que experimentó Hiroshima y Nagasaki".

Amano estudió Derecho en la Universidad de Tokio y poco después entró en la cancillería japonesa en 1972.

Escaló puestos rápidamente y fue director de la Sección Científica y la Sección de Energía Nuclear del ministerio.

En 2002, encabezó la oficina de Control de Armas y Asuntos Científicos y dos años después fue nombrado director general del Departamento de Desarme, No Proliferación y Ciencia de su país.

Un perfil netamente técnico que ahora deberá de enfrentarse a las delicadas y peliagudas negociaciones políticas para prevenir la proliferación nuclear, especialmente por parte de Corea del Norte e Irán.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.