Obama no detendrá investigación a la CIA

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, rechazó este domingo una solicitud de ex directores de la Agencia Central de Inteligencia (CIA por sus siglas en inglés) para que abandone una investigación sobre las denuncias de abusos a prisioneros durante el gobierno de George W. Bush.

Image caption Obama dijo que no desea suprimir investigaciones que se están llevando a cabo.

Los ex jefes de la CIA sostienen en una carta que enviaron este viernes a Obama que la investigación del Departamento de Justicia obstaculizaría las operaciones y dañaría la disposición de los funcionarios de de inteligencia para asumir riesgos por proteger a EE.UU.

“Nadie se encuentra por encima de la ley”, expresó el mandatario durante una entrevista con la cadena de televisión estadounidense, CBS, en respuesta a la solicitud.

"Agradezco que los ex directores de la CIA quieran cuidar a una institución que ayudaron a erigir", manifestó Obama.

Terreno ajeno

En otra entrevista divulgada este domingo, en esta ocasión para la cadena CNN, el presidente de EE.UU. explicó que no desea “comenzar a meterme en el terreno de suprimir, ya sabes, investigaciones que se están llevando a cabo".

Obama recordó que constantemente ha señalado que desea mirar hacia adelante, y no hacia atrás, respecto de los problemas que ocurrieron durante la administración anterior y que involucran el uso de severos métodos de interrogación, como ahogamiento simulado o la privación de dormir o comer.

El mes pasado, el secretario de Justicia de EE.UU., Eric Holder, ordenó que un fiscal especial investigue los abusos cometidos por la CIA durante el uso de las llamadas "técnicas de interrogatorios mejoradas" empleadas con detenidos acusados de terrorismo.

Obama sostuvo en CBS que Holder debe opinar sobre lo ocurrido.

"A mi entender, en este punto no es una investigación criminal. Simplemente están investigando lo que ocurrió", aclaró. "No quiero que haya cacerías de brujas. Sin embargo, también he dicho que el Fiscal General tiene un trabajo para hacer valer la ley", sentenció.

Técnicas mejoradas

El corresponsal de BBC Mundo en Washington señaló que la decisión de Holder coincide con la presentación de un informe interno de la CIA realizado en 2004 en el que se describen

algunas de esas "técnicas mejoradas" y que, salvo para funcionarios del gobierno de George W. Bush, eran consideradas como tortura.

“Aunque esos métodos están en desuso desde hace varios años, en enero una de las primeras decisiones del presidente Barack Obama fue prohibir expresamente su utilización”, recordó nuestro corresponsal.

Funcionarios del gobierno de Bush, incluido el ex vice presidente Dick Cheney, han defendido sus actos y señalaron que los interrogatorios producen información de inteligencia valiosa.

Pero grupos de libertades civiles han acusado a la antigua administración de aplicar tortura para coaccionar información de sospechosos de terrorismo, que violan las leyes internacionales y de Estados Unidos.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.