Irán niega que planta nuclear sea secreta

Mahmoud Ahmadinejad, presidente de Irán
Image caption "Acusan a un gobierno independiente sin antes informarse", respondió Ahmadinejad.

El presidente de Irán, Mahmoud Ahmadinejad, aseguró que las denuncias hechas este viernes sobre la existencia de una planta nuclear secreta son falsas, ya que según afirma, el Organismo Internacional de Energía Aómica (OIEA), había sido informado sobre su existencia hace unos días.

Desde Nueva York, Ahmadinejad hizo los comentarios en respuesta a la denuncia realizada por Estados Unidos, Francia y el Reino Unido y sostuvo que la agencia de control puede inspeccionar sus instalaciones nucleares.

Lea: Irán tiene otra planta para enriquecer uranio

El mandatario iraní aludió a una segunda planta de enriquecimiento de uranio ubicada a unos 160 kilómetros al suroeste de Teherán.

“Está en sus inicios”, destacó en una conferencia de prensa y aseguró que no tiene otro fin que el de producir electricidad, negando así acusaciones de que es parte de planes para fabricar una bomba atómica.

Ahmadinejad también dijo que su país está abierto a cualquier inspección que corrobore sus afirmaciones.

"Antes de tiempo"

Según el mandatario iraní, la OIEA fue informada sobre la existencia de ese proyecto que -aclaró- estaría operativo dentro de un año y medio.

En sintonía con esas declaraciones, las autoridades iraníes revelaron la existencia de una carta enviada el pasado 21 de septiembre al organismo contralor en la que se informa sobre el controvertido proyecto.

“Acusan a un gobierno independiente sin antes informarse”, cuestionó Ahamadinejad.

Dentro de Irán, la noticia sobre este nuevo proyecto fue difundida por el titular de la Agencia Nuclear de Irán, Ali Akbar Salehi.

El funcionario afirmó que esta segunda planta es otro paso exitoso hacia la expansión de la industria nuclear, informó Kasra Naji, de la BBC.

Sin embargo, para muchos iraníes el sorpresivo anuncio es el primer indicio de la existencia de una capacidad paralela de enriquecimiento de uranio, agregó Naji.

Obama advierte

Ante esta nueva polémica sobre el programa nuclear iraní, el presidente de EE.UU., Barack Obama, no descartó una eventual opción militar contra la república islámica.

Obama habló en la conferencia de prensa que ofreció en Pittsburgh, al término de la cumbre del G-20.

Al ser consultado sobre una eventual opción militar contra Irán, Obama expresó: “Siempre hemos dicho que no descartamos ninguna opción en lo que se refiere a los intereses de seguridad de EE.UU., pero volveré a enfatizar que mi opción preferida es resolver esto de forma diplomática”.

El mandatario estadounidense advirtió que “les corresponde a los iraníes responder”.

Previamente Obama, había dicho que las acciones de Irán "representan un directo desafío a las bases del régimen de no proliferación”.

“Irán está violando reglas que todas las naciones deben seguir (...) y amenazando la estabilidad y seguridad de la región y del mundo”, denunció el presidente de EE.UU. en sintonía con las críticas vertidas por el mandatario francés Nicolás Sarkozy y el primer ministro británico, Gordon Brown.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.