El Papa llega a la República Checa

Benedicto XVI en Praga
Image caption El Papa se pronunció contra la represión sufrida por la Iglesia Católica durante el gobierno comunista.

El Papa Benedicto XVI llegó este sábado a la República Checa en el marco de una visita de tres días.

Benedicto XVI fue recibido con honores militares en el aeropuerto de la capital, Praga, donde lo esperaba el presidente checo, Vaclav Klaus.

El Papa hizo un llamado a los checos para que redescubrán la fe cristiana, que según dijo, había moldeado la cultura checa.

Además, Benedicto XVI se pronunció en contra de la represión sufrida por la Iglesia Católica durante el gobierno comunista derrocado en 1989.

"El costo de 40 años de represión política no debe ser subestimado. Fue un intento de acallar a la Iglesia", indicó.

Menos católicos

El corresponsal de la BBC en Roma, David Willey, informó que la religión católica está en serio declive en este momento en la República Checa.

Image caption Recientes encuestas sugieren que la creencia en Dios ha disminuido entre los checos.

Recientes encuestas sugieren que el cristianismo ha disminuido en lo que se considera un país mayoritariamente secular.

El descenso en el número de católicos se registra 20 años después del colapso del comunismo en la denominada Revolución de Terciopelo por lo que el Papa se encuentra en la República Checa para tratar de incentivar la fe cristiana, señaló Willey.

El líder de la Iglesia Católica asistirá a un servicio en la Catedral Gótica de Praga y celebrará una misa al aire libre en la ciudad de Brno, en el centro de Moravia.

El Papa también se reunirá con varios ex líderes, entre ellos, Vaclav Havel, figura clave en el levantamiento contra el gobierno comunista hace dos décadas.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.