Empresa de armas británica cerca del banquillo

Bandera de BAE
Image caption BAE juega un gran papel en la economía británica.

La empresa fabricante de armas británica BAE Systems, la más grande de Europa, enfrenta cargos de soborno y la posible confiscación de bienes valorados entre US$750 millones y US$1.500 millones en el Reino Unido.

El caso se refiere a las acusaciones de que BAE pagó millones de dólares para obtener contratos de defensa con varios países.

Sin embargo, no está garantizado que el caso avance hasta ese punto. Siguiendo las pautas legales británicas, la Oficina Antifraudes (SFO, por sus siglas en inglés) hará pública su intención de pedir permiso a la fiscal general para procesar al gigante fabricante de armas.

Esta es una prerrogativa de la Fiscalía General británica que está a punto de desaparecer, pero sigue vigente. Ya hace dos años, un caso relacionado con la misma empresa y supuestos pagos de soborno en Arabia Saudita fue archivado por motivos de "seguridad nacional"

Miembros de la realeza

La empresa británica reconoció el año pasado que no siempre había seguido los más altos parámetros éticos.

Los enredos legales de BAE salieron a relucir en 2007 cuando la SFO se vio forzada a derogar un caso contra la firma por razones que el primer ministro de entonces, Tony Blair, catalogó de seguridad nacional.

La oficina de fraudes investigaba un gigantesco contrato de armas concretado por BAE con Arabia Saudita en los años '80.

Se sospechaba que el fabricante de armas había sobornado a miembros de la familia real saudita en la venta de aviones de combate y otro equipamento militar.

Se llegó a mencionar en los medios que Arabia Saudita había amenazado con cancelar la compra de aviones adicionales y de no seguir cooperando en materia de terrorismo si el caso no se suspendía.

Lea: Príncipe saudita en escándalo de armas

Millonarios sobornos

Las más recientes pesquisas de la SFO tienen que ver con los contratos de BAE logrados con los gobiernos de Tanzania, República Checa, Rumania y Sudáfrica.

La agencia estatal lleva años investigando acusaciones de que se pagaron millonarios sobornos en estos acuerdos.

Image caption BAE fabrica desde equipos para el ejército hasta buques de guerra y aviones.

El editor de asuntos económicos de la BBC, Robert Preston, afirma que el caso "podría convertirse en la investigación más explosiva realizada sobre una empresa británica".

Añade que, mientras BAE quisiera llegar a un arreglo, sus gerentes están sujetos a un deber legal que no les permite entregar dinero o dañar la reputación de la empresa sin la certeza de sus abogados de que la SFO tiene pruebas contundentes.

El arreglo implicaría declararse culpable de corrupción y aceptar un pago de compesación de entre US$750 millones y US$1.500 millones, además de cargos criminales cuya sentencia sería determinada por un juez.

Un portavoz de BAE dice que la compañía está trabajando con los reguladores para ayudar a cerrar la investigación, "facilitando el acceso personas, información y predios cuando son requeridos".

Se trata de la empresa de fabricación más grande del Reino Unido que forma parte importante de la economía británica, resalta Robert Preston.

Fabrica todo desde equipos para el ejército hasta buques de guerra y aviones. Contrata unos 105.000 empleados por todo el mundo y tiene clientes en más de 100 países.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.