Indonesia: "La tierra se tragó las casas"

Terremoto en Indonesia
Image caption Algunos pueblos han quedado totalmente destruidos por los deslaves.

Miles de personas más podrían haber muerto en aldeas remotas de la isla de Sumatra, en Indonesia, después del potente terremoto que asoló la zona esta semana, dejando al menos 1.100 víctimas fatales.

Los equipos de emergencia en busca de supervivientes han comenzado a trabajar en otros lugares más allá de la capital de Sumatra Occidental (Padang), y dijeron que algunos pueblos habían quedado totalmente destruidos por los deslaves.

"Los daños en estas aldeas son mucho peores que en el centro de Padang. He visto hileras de edificios destruidos por completo, además de grandes agujeros en las carreteras", narró desde la zona la corresponsal de la BBC, Rachel Harvey.

Precisamente, uno de los principales problemas para estas aldeas es que muchas han quedado incomunicadas por tierra, ya que el terremoto destrozó las vías de acceso, por lo que se complica la llegada de los rescatistas.

"Parece como si la tierra se hubiera tragado todas las casas", dijo un oficial del Ministerio de Sanidad indonesio.

¿Demasiado tarde?

"En mi aldea 75 personas quedaron sepultadas y hay unos 300 desaparecidos en toda la zona", dijo un superviviente a la agencia Reuters. "Necesitamos tiendas de campaña y excavadoras para sacar los cuerpos, pero las carreteras están cortadas", añadió Ogi Martapela.

Las labores de salvamento -a las que se unieron equipos de Australia, Reino Unido y Corea del Sur- se han intensificado en Padang, pero se teme que sea demasiado tarde para salvar a la mayoría de los 3.000 desaparecidos, que podrían haber quedado atrapados en los escombros.

Sólo en esta ciudad han muerto ya 1.000 personas. Para los supervivientes que se han quedado sin hogar, las principales necesidades incluyen la llegada de más medicinas, agua potable y ropa, según alertó la Cruz Roja.

Testimonios: "Dios, ayuda a mi hija"

Image caption Muchos temen que la mayoría de los 3.000 desaparecidos hayan quedado atrapados en los escombros.

"No hemos recibido nada. Necesitamos comida, ropa, mantas, leche... Es como si el gobierno se hubiera olvidado de nosotros", le dijo a la agencia de noticias Reuters Siti Armaini, habitante de la ciudad de Pariaman, al norte de Padang.

Naciones Unidas (ONU) indicó que necesita una petición oficial de Indonesia para liberar miles de toneladas de alimentos que ya se encuentran en el país.

"Por el momento, no hemos recibido la petición oficial del gobierno de Indonesia para dar asistencia, pero estamos listos para hacerlo y esperamos que eso suceda pronto", dijo Emilia Casella, portavoz del Programa Mundial de Alimentos de la ONU.

La organización tiene 3.000 toneladas de alimentos en depósitos en toda Indonesia listos para ser distribuidos, agregó la portavoz.

Por su parte, el presidente de Indonesia, Susilo Bambang Yudhoyono, visitó el área del desastre y dijo que destinará US$10 millones para asistencia.

Supervivientes

Este sábado, los servicios de emergencias trabajaron frenéticamente para encontrar a alguna de las ocho personas que se cree que habrían sobrevivido al derrumbamiento de un hotel en Padang.

Una de las personas que quedaron atrapadas en las ruinas mandó un mensaje de texto a un pariente solicitándole ayuda, dijeron los rescatistas.

Sin emabargo, aún no se ha encontrado a ninguno de los posibles sobrevivientes.

"Nuestros perros están entrenados para oler a personas vivas, no muertas, pero por ahora no han sentido nada", dijo Hidehiro Murase, jefe de la expedición japonesa de rescate.

Contenido relacionado