Última actualización: martes, 6 de octubre de 2009 - 16:01 GMT

Las cuentas pendientes de "Il Cavaliere"

Silvio Berlusconi

Los procesos por corrupción y fraude fiscal en contra de Berlusconi están en suspenso por la Ley Alfano.

La ley con la que el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, se había blindado ante diversos procesos judiciales está en tela de juicio. Si pierde su inmunidad, podrían volver a pedirle que responda por varias causas suspendidas.

El principal proceso que acecha al mandatario italiano es por corrupción e involucra al que fuera su abogado, el británico David Mills, condenado a cuatro años y medio de prisión por dar falso testimonio a cambio de dinero.

Mills fue acusado de recibir US$600.000 de su jefe por testificar a su favor en dos causas abiertas en 1997 y 1998.

El supuesto autor del soborno, en cambio, no enfrenta cargos gracias al Laudo Alfano, precisamente la norma que ahora examina el Tribunal Constitucional.

También están suspendidos los procesos por fraude fiscal y falsa contabilidad por la adquisición de los derechos televisivos de la cadena Mediaset, y otro por intentar sobornar a senadores de la oposición.

Sentencia millonaria

Por otro lado, la condena del Tribunal Civil de Milán contra el grupo empresarial Fininvest, propiedad de Berlusconi, ha supuesto un duro golpe económico para el mandatario.

La sentencia obliga a Fininvest a pagar 750 millones de euros (unos US$1.100 millones) al grupo CIR (Compañías Industriales Reunidas), del empresario Carlo de Benedetti, por los daños patrimoniales derivados del control de la editorial Mondadori, perdido en una dura pugna con la compañía de Berlusconi.

El tribunal encontró al primer ministro "corresponsable" de la corrupción por la que su grupo llegó a apoderarse de Mondadori en 1990.

Cesare Previti, abogado y asesor de Berlusconi, fue considerado culpable en 2007 de sobornar al juez que decidió sobre la mayor editorial del país. Berlusconi fue eximido entonces de responsabilidad penal.

"Il Cavaliere" dijo estar "desconcertado" por la última decisión judicial, que tachó de "barbaridad jurídica", y denunció una campaña de acoso contra su persona.

Los escándalos

La joven Noemí Letizia, relacionada con Berlusconi

Noemi Letizia, una joven napolitana de 18 años, dijo haber manetindo relaciones con Berlusconi.

Pero las cuentas pendientes con la justicia no son los únicos problemas que ensombrecen el mandato de Berlusconi.

Los escándalos sobre su vida privada –que a menudo se confunden con la pública- se sucedieron en los últimos meses y debilitaron su imagen.

Las fiestas con prostitutas en sus residencias de Roma y Cerdeña, y las supuestas relaciones con menores son algunas de las revelaciones que han trascendido desde que su mujer anunció que quería el divorcio por no tolerar su comportamiento.

Según el corresponsal de BBC Duncan Kennedy, los abogados de Berlusconi afirman que al primer ministro se le está sometiendo a una campaña de difamación.

Kennedy señaló en su día que la influencia de Berlusconi sobre los medios italianos es tal que ha sido capaz de limitar el impacto de las denuncias.

Sin embargo, la cobertura de prensa en el exterior ha sacudido al líder italiano.

Comienzan a vislumbrarse, según los analistas de varios medios europeos, horas bajas para "Il Cavaliere", cuyo gobierno podría verse comprometido si el Tribunal Constitucional decide despojarlo de su inmunidad.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.