Ahmadinejad habla de "un paso adelante"

El presidente de Irán, Mahmud Ahmadinejad
Image caption Ahmadinejad usó una retórica "más conciliadora".

El presidente de Irán, Mahmud Ahmadinejad, describió la reunión sobre el programa nuclear de su país efectuada la semana pasada en Ginebra como "un paso adelante" en la cooperación internacional.

El corresponsal de la BBC expulsado de Teherán, Jon Leyne, señaló que es la primera vez que Ahmadinejad se refiere de manera directa al encuentro del jueves pasado entre su país y las delegaciones de Estados Unidos, Rusia, China, Gran Bretaña, Francia y Alemania.

El tono del mandatario "fue más conciliador que el de su retórica previa" informó Leyne y agregó que "Washington y sus aliados observarán de manera muy cercana si se trata de un cambio genuino en el tono gubernamental o si es simplemente un intento de ganar tiempo mientras Teherán continúa desarrollando su programa nuclear".

Las negociaciones multilaterales de Ginebra del primero de octubre pasado finalizaron con el compromiso de reunirse de nuevo a fines de mes.

Igualmente Irán acordó permitir a los inspectores de la Agencia Internacional de Energía Atómica (IAEA, por sus siglas en inglés) ingresar a la planta en construcción cerca de la ciudad de Qom.

Esta central, la segunda destinada al enriquecimiento de uranio después de la de Natanz, era desconocida por la comunidad internacional hasta septiembre pasado.

Combustible nuclear

Por otra parte, según la agencia oficial IRNA, Ahmadinejad confirmó que varios países ofrecieron a Irán vender uranio enriquecido al 20% para ser usado en un reactor iraní con fines científicos.

"Algunos hicieron su oferta en grupo y otros individualmente. Estamos listos para iniciar el diálogo con cualquiera que esté interesado", añadió el mandatario.

Sin embargo, como explica Jon Leyne, Ahmadinejad no se refirió a la parte más controvertida de un acuerdo según el cual, a cambio, Irán enviaría al exterior sus reservas de uranio enriquecido para ser convertido en combustible.

La sospecha de que Irán puede estar desarrollando armas nucleares es la principal preocupación de las potencias occidentales.

Teherán insiste en su derecho a desarrollar energía nuclear que, asegura, es sólo con fines pacíficos.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.