Lieberman no ve luz al final del túnel

Soldados israelíes revisan documentos en Jerusalén Oriental
Image caption El canciller israelí considera poco probable un acuerdo definitivo entre Israel y los palestinos.

El ministro de Relaciones Exteriores de Israel Avigdor Lieberman dijo que no cree que exista una solución rápido al conflicto israelí-palestino y agregó que la gente debería "aprender a vivir con eso".

Lieberman no encabeza las negociaciones israelíes de paz pero sus declaraciones ensombrecen los más recientes esfuerzos diplomáticos estadounidenses para revivir las negociaciones.

El enviado especial estadounidense George Mitchell está en la región, liderando los esfuerzos del gobierno del presidente Barack Obama para relanzar las negociaciones.

Las conversaciones se encuentran estancadas en torno al asunto de los asentamientos judíos en territorios ocupados.

Se espera que Mitchell se reúna con Lieberman y el ministro de Defensa israelí Ehud Barack este jueves.

A su vez, debe reunirse el viernes con el primer ministro israelí Benjamin Nethanyahu y el líder palestino Mahmoud Abbas.

"Poco probable"

Informes citan a funcionarios estadounidenses diciendo que es poco probable que la visita concluya con una reanudación de las conversaciones bilaterales.

Pero Mitchell aseguró que ese es el objetivo inmediato: "Nosotros vamos a continuar con nuestros esfuerzos para lograr una reanudación rápida de las negociaciones... porque creemos que es paso esencial hacia el logro de una paz integral".

Por su parte, Lieberman dijo en una entrevista radial que aquellos que piensan que Israel y los palestinos pueden llegar a un acuerdo "no entienden la realidad y están sembrando ilusiones".

"Tenemos que ser realistas, no podremos llegar a un acuerdo sobre asuntos centrales y emotivos como Jerusalén o el derecho de retorno (de los refugiados palestinos", señaló.

"Lo voy a decir muy claramente, hay conflictos que no han sido totalmente resueltos y la gente ha aprendido a vivir con ellos, como en Chipre".

Su sugerencia fue un acuerdo interino que garantice la prosperidad, la seguridad y la estabilidad y deje las preguntas difíciles para después.

Propuestas

Los comentarios de Lieberman encajan de modo general con una propuesta que provino del interior de la cancillería israelí y que fue filtrada a la prensa el jueves.

El documento, al que la BBC tuvo acceso, dice que "crear expectativas de que una solución integral al conflicto puede ser alcanzada, podría llevar nuevamente a una decepción y frustración que afectará negativamente nuestras relaciones con Estados Unidos y Europa, y causará una reacción violenta entre los palestinos".

"Podemos llegar a un acuerdo interino entre las partes sin resolver los asuntos básicos tales como Jerusalén, el derecho de retorno y las fronteras, ese es el máximo que siendo realistas se podría obtener, y es muy importante convencer de esto a Estados Unidos y Europa", señala el informe.

La cancillería israelí indicó que las partes del informe que fueron publicadas por los medios eran "filtraciones parciales de documentos internos", agregando que era infortunado que estos documentos hubieran sido filtrados.

Señaló también que Lieberman "solicitó un estudio de la política existente y posibles recomendaciones" como parte de una "discusión integral de la política exterior israelí".

Conversaciones estancadas

Image caption Lieberman dijo que la gente debe "aprender a vivir" con algunos conflictos sin resolver.

El gobierno de Obama ha trabajado durante meses para presionar a Israel a que congele la construcción de asentamientos en territorios ocupados, una condición central de los palestinos para reiniciar los diálogos.

Israel ha ofrecido su consentimiento a un límite temporal a la construcción en Cisjordania, pero no en la ocupada Jerusalén Oriental.

La suerte de Jerusalén Oriental y los refugiados palestinos no han sido el tema de los más recientes esfuerzos de paz.

Los palestinos y los estados árabes dicen que debe haber una solución justa para esos asuntos, mientras que varios gobiernos israelíes han buscado mantener todo Jerusalén bajo su control y han sostenido un retorno de los refugiados palestinos significaría el final de la mayoría judía en Israel.

Obama calificó de "intolerable" la situación de los refugiados pero no ha apoyado su derecho al retorno.

Jerusalén en días recientes ha sido el escenario de tensiones crecientes y enfrentamientos esporádicos, enfocados en el acceso al complejo de la Mezquita al-Aqsa, conocido para los judíos como el Monte del Templo, un sitio de confrontación en la Ciudad Antigua.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.