Extrañas muertes en un refugio espiritual

Accidente en un retiro espiritual en Arizona
Image caption Según la policía, no se han encontrado sustancias contaminantes que pudieran haber afectado a estas personas.

Dos personas murieron y otras 19 fueron llevadas al hospital después de caer enfermos durante una sesión espiritual celebrada en una especie de sauna en Arizona, Estados Unidos.

La policía dijo que 64 personas permanecieron dentro de una tienda de campaña utilizada como sauna durante cerca de dos horas y a la salida se encontraban pálidos y muy débiles. Según dijeron, los fallecidos son un hombre de mediana edad y una mujer.

El resto de afectados fueron trasladados en helicóptero al hospital, informó el corresponsal de la BBC en Los Ángeles, Peter Bowes.

Los investigadores están interrogando a los empleados del centro turístico Angel Valley, donde ocurrió el suceso, y están llevando a cabo pruebas de toxicidad para descubrir qué es lo que ocurrió.

Sin explicación

Según las autoridades, no hay aún ninguna explicación sobre las causas de estas muertes, ya que no se han encontrado sustancias contaminantes que pudieran haber afectado a estas personas.

"Hay muchas causas que podrían haber llevado a estos fallecimientos", dijo el jefe de policía del condado de Yavapai, Dwight D'Evelyn.

La finca donde tuvieron lugar está junto a la ciudad de Sedona, a 185 kilómetros de Phoenix, y ofrece tratamientos y retiros espirituales en mitad de la naturaleza en los que las personas "experimentan la energía humana interactuando con la Tierra", según informa su sitio web.

Algunas fuentes aseguran que quienes participaron en esta accidentada sesión habrían pagado hasta US$9.000 por su estancia en el refugio.

Durante la sesión que se celebraba en esta especie de sauna, la tienda de campaña se llenaba gradualmente de vapor.

Este tipo de sesiones eran utilizadas tradicionalmente por los nativos de la zona en rituales espirituales.

Cuando la tienda no está bien construida puede convertirse en una experiencia muy intensa y peligrosa para personas con problemas de salud.

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.