Última actualización: miércoles, 14 de octubre de 2009 - 00:05 GMT

El tema migratorio regresa a Washington

Inmigrantes protestan frente al Capitolio

La reforma migratoria es un tema que dejó pendiente el anterior presidente, George W. Bush.

Durante la tarde de este martes grupos de defensa de los derechos de los inmigrantes protagonizaron una vigilia frente al Capitolio para exigir el relanzamiento de la iniciativa para la reforma de las leyes de inmigración.

Ante los asistentes, en su mayoría pertenecientes a organizaciones comunitarias de varias partes del país, el representante demócrata por Illinois, Luis Gutiérrez, presentó los lineamientos del proyecto de ley de reforma que introducirá en la Cámara Baja del Congreso en las próximas semanas.

"Tenemos un sistema de inmigración quebrado que está teniendo un alto costo en nuestras familias, comunidades y congregaciones", aseguró Gutiérrez, quien encabeza el grupo de trabajo parlamentario hispano para la inmigración.

"Desde las comunidades a todo lo largo del país, llamamos al presidente Obama y a los líderes del Congreso a llevar este país hacia una reforma inmigratoria integral".

Asunto de fe

El punto es cuánto podemos nosotros presionar para hacer esos cambios. Nosotros creemos que el tema es de tal urgencia que debería haber habido acción ayer

Oscar Chacón, director de NALAAC

Entre las propuestas presentadas por Gutiérrez para ser incluidas en una eventual reforma migratoria está que el gobierno estadounidense otorgue visas "suficientes" para desalentar la inmigración ilegal, al mismo tiempo que se refuerza el control fronterizo.

Además, Gutiérrez aseguró que pedirá incluir "una aproximación racional y humana a la población indocumentada" que permita que las familias se mantengan unidas, promueva la integración de los inmigrantes y garantice los derechos fundamentales para toda la población.

Junto al representante Gutiérrez estuvieron otros parlamentarios como el senador por Nueva Jersey, Robert Menéndez, único de origen latino en el Senado; la jefa del grupo hispano del Congreso, la representante por Nueva York, Nydia Velásquez.

Los organizadores concibieron el evento como una procesión hasta la capital estadounidense que se inició el fin de semana en varios estados, en la que líderes religiosos y artistas de televisión se mezclaron con políticos y activistas comunitarios.

Tema pendiente

Inmigrantes protestan frente al Capitolio

Obama ha dicho que espera que el Congreso trabaje sobre las leyes de inmigración a principios de 2010.

La reforma migratoria es un tema que dejó pendiente el presidente George W. Bush, quien nunca logró que sus partidarios en el Congreso apoyaran una iniciativa legal destinada a cambiar las reglas.

Aunque el presidente Obama cuenta con mayoría en ambas cámaras del Congreso, se enfrenta hoy a una dura oposición republicana por la ambiciosa agenda de reformas que ha acometido desde que llegó a la Casa Blanca, particularmente la del sistema de salud.

En varias ocasiones Obama ha dicho que espera que el Congreso trabaje sobre las leyes de inmigración a principios de 2010.

Pero muchos creen que como el mandatario ha estado sufriendo recientemente un gran desgaste en el frente de batalla que ha abierto por la reforma de la salud, le sería difícil sacrificar más capital político en un tema que no está entre sus prioridades.

"Ningún presidente está nunca dispuesto a sacrificar absolutamente nada", le dijo a BBC Mundo Oscar Chacón, director de la Alianza Nacional de Comunidades Caribeñas y Latinoamericanas (NALACC por sus siglas en inglés).

"El punto es cuánto podemos nosotros presionar para hacer esos cambios. Nosotros creemos que el tema es de tal urgencia que debería haber habido acción ayer", afirmó Chacón, cuya organización participó en la vigilia frente al Cpitolio.

Sin embargo, Chacón reconoce que el efecto que eventualmente tenga esa presión "va a depender de cómo vaya evolucionando la agenda política más amplia", haciendo referencia a la crisis económica y sus efectos en los niveles de desempleo.

Reforma y elecciones

Hay muchos que piensan que ahora que la economía está mal no nos convendría sacar a los indocumentados, pero si los sacamos de las sombras sería más impuestos y podríamos ayudar a salir de la crisis

Vanesa Cárdenas, Centro para el Progreso Estadounidense

Pero más que la oposición de los republicanos, el presidente Obama podría toparse con las dificultades de tener que venderles la idea de la reforma a la opinión pública.

El tema de la inmigración genera divisiones entre muchos estadounidenses, sobe todo en tiempos de dificultades económicas y alto nivel de desempleo, cuando algunos pueden reforzar la idea de que los extranjeros les quitan puestos de trabajo.

"La opinión pública va ser importante pero el ánimo es diferente que antes", le dijo a BBC Mundo, Vanesa Cárdenas, portavoz del Centro para el Progreso Estadounidense, una institución de estudios de tendencia liberal de Washington que apoya la reforma migratoria.

"Creo que ahora hay el entendimiento muy sólido entre los ciudadanos de que no podemos deportar a 12 millones de personas", afirmó Cárdenas aunque reconoció que la iniciativa "va a generar mucho ruido" cuando finalmente empiece su camino legislativo.

"Hay muchos que piensan que ahora que la economía está mal no nos convendría sacar a los indocumentados, pero si los sacamos de las sombras sería más impuestos y podríamos ayudar a salir de la crisis", aseguró Cárdenas.

Algunos analistas advierten que las elecciones legislativas de medio término previstas para el próximo año podrían confabular contra la iniciativa, sobre todo porque muchos legisladores demócratas tampoco parecen convencidos de que "sea el momento" para una reforma de las leyes de inmigración.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.