Claves del programa nuclear iraní

Image caption Irán señala que su programa nuclear tiene fines pacíficos.

Estados Unidos parece haber iniciado una nueva ofensiva diplomática para tratar de lograr una postura internacional más firme frente al programa nuclear iraní.

De hecho, éste fue uno de los temas claves durante la presente visita de la Secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, a Moscú.

Clinton ha destacado en más de una ocasión que el mundo "no esperará indefinidamente" por una prueba de que Irán no está construyendo armas nucleares.

Teherán, que recientemente dio a conocer una segunda planta de enriquecimiento de uranio, insiste en que su programa nuclear tiene fines pacíficos.

BBC Mundo responde preguntas clave sobre la disputa en torno al programa nuclear iraní.

¿En qué punto se encuentra el conflicto con Irán sobre el tema nuclear?

El 25 de septiembre pasado, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, acusó a Teherán de estar construyendo una segunda planta de enriquecimiento de uranio. Irán dijo que se trata de una planta piloto.

El 1 de octubre pasado hubo conversaciones sobre el programa nuclear iraní en el Organismo Internacional de Energía Atómica, y Teherán accedió a que inspectores de este organismo visiten su segunda planta. No obstante, reiteró que no suspenderá su plan de enriquecimiento de uranio como reclama el Consejo de Seguridad de la ONU.

También se acordó que parte del uranio iraní con bajo nivel de enriquecimiento sea enviado al exterior y devuelto ya convertido en combustible medianamente enriquecido para ser utilizado por un reactor monitoreado por el OIEA que produce isótopos para fines médicos. Éstos son utilizados para el tratamiento del cáncer.

Esto reduciría el arsenal iraní de uranio con bajo nivel de enriquecimiento, pero se espera que continúe produciendo más.

Image caption Obama ha destacado que su gobierno re-evaluará su política hacia Irán para fines de este año.

¿Qué se sabe de la segunda planta de enriquecimiento de uranio?

El presidente estadounidense Barack Obama dijo que la planta está cerca de la ciudad de Qom, al suroeste de Teherán, y resaltó que su tamaño y alcance no se corresponden con un programa nuclear con fines pacíficos.

Esto probablemente significa que es muy pequeña para enriquecer suficiente uranio para combustible pero lo suficientemente grande para generar el material necesario para una bomba.

Al parecer, la planta ha estado siendo monitoreada por los servicios secretos desde hace varios años.

¿Qué ha dicho Irán al respecto?

"No tenemos secretos", fue la respuesta del presidente iraní Mahmood Ajmadinejad en relación a esta segunda planta. Señaló que la instalación estaba abierta a la inspección del OIEA.

Teherán había informado de esta planta a ese organismo 4 días antes del anuncio de Obama. En su comunicación oficial, Irán dijo que se trataba de una planta piloto que enriquecería uranio a un nivel bajo. También dijo que no había otras plantas.

¿Violó Irán las reglas del OIEA al no declarar esta planta antes?

Ahmadinejad señaló que la planta está siendo construida de conformidad con las reglas de ese organismo y que la declaró mucho antes de lo estipulado.

Sin embargo, hay una disputa entre Teherán y el OIEA sobre cuando debe notificarse la construcción de una planta antes de que ésta entre en operaciones. Irán sostiene que según el acuerdo de salvaguardas que tiene con ese organismo, debe hacerlo 180 días antes de que se introduzca material nuclear en la planta y que en este caso lo anunció un año antes.

El OIEA señala que posteriormente a ese acuerdo, hubo otros mediante los cuales Teherán se había comprometido a informar de cualquier nueva instalación en la etapa de diseño de ésta.

Debido a eso, los gobiernos estadounidense y europeo señalan que Irán si violó las reglas.

¿Para qué se utilizaría esta planta?

Irán ha dicho que se trata de una planta de respaldo.

Podría tratarse de una segunda instalacion en caso de que la planta principal sea atacada. Hay también temores de que sea utilizada para enriquecer uranio al grado necesario para construir armas nucleares.

¿Por qué Irán se rehúsa a obedecer las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU?

Image caption Irán defiende su derecho a enriquecer uranio, pero señala que no busca fabricar armas nucleares.

Bajo el Tratado de No Proliferación Nuclear, un país signatario tiene el derecho de enriquecer uranio para generar combustible, siempre y cuando esté bajo la inspección del OIEA.

Sólo aquéllos estados que tenían armas nucleares en 1968 cuando se firmó el acuerdo pueden producir uranio hasta el grado necesario para producir una bomba.

Irán está bajo inspección del OIEA y señala que está haciendo lo que se le permite.

Ha reiterado que no violará sus obligaciones estipuladas en el Acuerdo de No Proliferación Nuclear y no utilizará la tecnología para producir armas nucleares. Destaca que las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU son resultado de la presión que ejercen Estados Unidos y sus aliados.

¿Entonces, por qué el Consejo de Seguridad ha demandado que se detenga el programa nuclear iraní?

La tecnología utilizada para extraer combustible del uranio puede también ser usada para enriquecerlo al grado necesario para fabricar armas nucleares.

Estados Unidos teme que Irán esté adquiriendo la tecnología y así tener un día la opción de producir una bomba.

El Consejo de Seguridad argumenta que Teherán escondió su programa de enriquecimiento por 18 años y que debe detener su programa hasta que sus "credenciales pacíficas" sean plenamente demostradas.

Obama suavizó inicialmente su posición con respecto a Irán. ¿Se mantiene esta actitud?

Obama extendió inicialmente "una mano amiga" y ofreció negociar con Teherán. Propuso conversaciones entre Teherán, los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad más Alemania en relación al tema nuclear.

Sin embargo, tras las manifestaciones que se produjeron en Irán en el contexto de las elecciones, su posición parece haber cambiado.

Recientemente, el mandatario estadounidense señaló que para fines de este año habrá una re-evaluación de la posición de su gobierno con relación a Irán. Esto podría indicar la adopción de nuevas sanciones.

¿Qué se espera que pase ahora?

Para fines de octubre se esperan nuevas conversaciones en el marco del OIEA.

Por el momento, la idea de imponer nuevas sanciones se mantiene en el tintero, pese a que Rusia y China se oponen.

No se descarta, no obstante, que Estados Unidos y la Unión Europea impongan sus propias sanciones. Entre las medidas que se han considerado están la prohibición de invertir en la industria petrolera iraní y otras restricciones de carácter financiero.

Además, se ha estudiado la posibilidad de prohibir la exportación de derivados refinados del petróleo. Pese a su riqueza petrolera, Irán no produce una cantidad suficiente de estos productos para abastecer su mercado. Se teme, sin embargo, que una medida como esta afecte considerablemente a la gente común.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.