Acusados de Bear Stearns dan la cara

Matthew Tannin y Ralph Cioffi
Image caption Los imputados podrían ser sentenciados a 20 años de prisión de ser declarados culpables.

El juicio a dos ex gerentes de fondos de cobertura del banco de inversiones Bear Stearns, acusados de desorientar a los inversionistas sobre el estado de sus fondos en 2007, comienza este martes en Nueva York.

De ser hallados culpables, podrían ser sometidos a 20 años de prisión.

Los dos acusados, Ralph Cioffi y Matthew Tannin, están entre los primeros imputados de alto perfil, dentro del sistema bancario, que enfrentan cargos criminales desde que la crisis financiera empezó hace dos años.

Cioffi, en específico, es acusado de una práctica ilegal conocida como insider trading, que es la venta o compra de acciones en la bolsa con información privilegiada.

Pruebas

Los dos individuos niegan haberle mentido a los inversionistas sobre las condiciones de sus fondos, que habían sido identificados de riego bajo cuando en realidad se trataba de fondos que contenían activos o bonos tóxicos respaldados por hipotecas de alto riesgo.

Image caption Bear Stearns ha sido una de las víctimas de más alto perfil de la crisis crediticia.

La corresponsal de la BBC en Nueva York, Michelle Fleury, señaló que los fiscales tienen la intención de "usar las mismas palabras de los acusados".

"Poco antes de asegurarle a los inversionistas que todo estaba bien, Tannin le envió un correo electrónico a Cioffi, en el que decía: 'El mercado de los subprime (préstamos de alto riesgo) se ve muy mal'".

El colapso de los fondos en 2007 no sólo les costó a los inversionistas más de US$1.000 millones, sino que fue el origen de la cadena de hechos que generó la caída del banco Bear Stearns y fue la primera señala de la crisis de los préstamos de alto riesgo.

Lecciones

Muchas personas se preguntan si de la misma manera como estos dos gerentes están siendo sometidos a la justicia, se procesarán los funcionarios de mayor jerarquía de la entidad bancaria.

"Quienes ocupan las posiciones superiores son como los generales, no saben exactamente lo que está pasando en el terreno", le dijo a la BBC el profesor de banca de la Universidad de Louisiana, Joseph Maison.

El colapso de los fondos de cobertura anticipó la caída de Bear Stearns, en 2008.

El banco se convirtió en una de las víctimas de más alto nivel de la crisis crediticia estadounidense.

"Estos casos revelan la creencia que había detrás de la idea de que esta burbuja continuaría por siempre y que el ciclo económico estaba muerto y que nunca habría otra crisis financiera (…) Esas ideas realmente permearon las actitudes de los inversionistas", señaló Maison.

Contenido relacionado