ONU debate informe por crímenes en Gaza

Reunión del Consejo de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra
Image caption El Consejo había decidio postergar el debate, pero cambió de postura.

El Consejo de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) comenzó a debatir este jueves si avala un informe sobre las operaciones militares que Israel realizó en la Franja de Gaza hace ocho meses cuando combatía a los militantes palestinos de Hamas.

En el documento, elaborado por el juez sudafricano Richard Goldstone, se acusa ambas partes de haber cometido crímenes de guerra, a la vez que insta a que los involucrados a realizar investigaciones independientes para esclarecer los hechos.

El debate sobre el informe Goldstone había sido postergado para marzo, pero dos semanas después se decidió reabrir la deliberación.

En ese contexto, el presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmoud Abbas, primero accedió al pedido de Estados Unidos de posponer la discusión, pero luego rectificó su postura al verse sometido a presiones internas y demandó la reapertura del debate.

Rechazo israelí

Para Israel las deliberaciones del Consejo de Derechos Humanos son "otra ronda de ataques", mientras que EE.UU. considera que la aprobación del informe puede socavar los esfuerzos para reiniciar el proceso de paz, informó la corresponsal de la BBC en Ginebra, Imogen Foulkes.

En el documento se insta también a que el Consejo de Seguridad de la ONU acuda a la Corte Penal Internacional (CPI) si no se logra ningún avance.

Este punto es enérgicamente rechazado por las autoridades israelíes.

"Para todos los que buscamos reanudar el proceso de paz en Medio Oriente, debatir el informe Goldstone en el Consejo de Seguridad no es más que un cuento lleno de ruido y de furia que no significa nada", dijo la representante de Israel en las Naciones Unidas, Gabriela Shalev.

"Si a Israel se le pide que tome más riesgos por la paz, la comunidad internacional debe reconocer nuestro derecho a la autodefensa", agregó.

En diciembre pasado el gobierno israelí justificó la invasión alegando que debía terminar con el lanzamiento de cohetes por parte de milicianos de Hamas contra su territorio.

Instan a investigar

El embajador británico ante la ONU, John Sawers, reconoció que "las fuerzas israelíes han realizado y siguen realizando una serie de investigaciones", pero instó a llevar a cabo "una investigación completa, creíble e imparcial de las denuncias".

En similar sentido se pronunció el secretario general de la ONU, Ban Ki-monn, quien pidió que las partes esclarezcan lo sucedido "sin demoras".

Para el representante estadounidense Alejandro Wolf el informe "se centra desequilibradamente en Israel", aunque consideró que las acusaciones deben ser tenidas en cuenta.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.