Nuevos ataques suicidas en Pakistán

Coche bomba
Image caption Fuentes policiales creen que el Talibán está implicado en los recientes atentados en Pakistán.

Al menos 11 personas murieron y 15 resultaron heridas cuando dos bombas explotaron cerca de un cuartel de la policía en la ciudad de Peshawar, al noroeste de Pakistán, afirman fuentes policiales.

El jefe de la policía de la ciudad, Liaqat Ali Khan, dijo que la primera explosión ocurrió cuando un atacante suicida, que se cree era una mujer, se hizo detonar mientras circulaba en una motocicleta.

La segunda de las explosiones fue un coche bomba colocado cerca de una oficina de investigaciones policiales en el área de Swati Pathak.

Las explosiones son las últimas en una serie de ataques coordinados en Pakistán, que han causado más de 150 muertos en las útimas dos semana.

Las medidas de seguridad se han reforzado en todo Pakistán, después de que 40 personas murieran este jueves en una serie de ataques contra edificios de las fuerzas de seguridad en la ciudad de Lahore, en el este de Pakistán.

Al igual que esos ataques, las dos bombas que detonaron este viernes parecen estar dirigidas directamente a los servicios policiales pakistaníes.

Lea: Pakistán: ataques letales y coordinados

Tres oficiales se cuentan entre los fallecidos, afirmó el jefe policial regional.

Esta reciente ola de ataques ocurren cuando el gobierno pakistaní ha buscado asegurar que los grupos militares del Talibán en la zona están en retirada, aunque el ejército ha sido más cauteloso.

Pero la tregua que siguió al asesinato del líder del Talibán pakistaní Baitullah Mehsud en agosto de 2009 ha concluído.

La cantidad de ataques y muertos hablan por sí solos: 160 víctimas en los últimos 12 días.

Ciudad estratégica

Image caption Se cree que una de las atacantes suicidas era una mujer que iba en esta moto.

La ciudad de Peshawar ha estado bajo ataque desde el jueves, cuando una explosión causó la muerte de un niño, y hace una semana, otra poderosa bomba causó estragos en un concurrido mercado, matando a 49 personas.

Peshawar es la capital de la región fronteriza del noroeste de Pakistán, y ha sido blanco de ataques armados y bombas en años recientes.

La ciudad ocupa una posición estratégica en la carretera que une al país con la frontera de Afganistán, y es además la puerta de entrada a las tribus pakistaníes, reconocidas como el refugio de los militantes islámicos.

Esta reciente ola de atentados llega en un momento en que el ejército pakistaní se prepara para lo que el gobierno ha catalogado como un inminente ataque a la fortaleza del Talibán en la cercana región de Waziristán del sur.

Pakistán está siendo presionada por Estados Unidos para que enfrente a los militantes islámicos que se encuentran en su territorio, mientras el presidente estadounidense Barack Obama se prepara para anunciar el envío de tropas al vecino Afganistán.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.