Jean Sarkozy, ¿nuevo príncipe francés?

Jean Sarkozy
Image caption Jean Sarkozy tiene 23 años y aún cursa segundo año de derecho.

Aquellos que creían que un solo Sarkozy bastaba para sacudir a menudo el mundo político de Francia ahora tienen dos Sarkozys para completar la tesis.

Jean Sarkozy, el hijo de 23 años del presidente francés Nicolas Sarkozy, ha levantado una creciente ola de críticas y denuncias de nepotismo por su reciente postulación para liderar un poderoso ente público del país.

Blanco principal de los cuestionamientos, Sarkozy padre salió en defensa de la meteórica carrera política de su hijo, que aún cursa segundo año de derecho (y a ritmo lento, según la prensa francesa).

En cambio, la oposición habla de actitudes monárquicas del presidente y analistas políticos independientes advierten que la polémica tendrá serios costos para Sarkozy.

"Esto va a marcar de forma duradera el juicio que se tiene sobre el presidente", advirtió el analista político francés Jean-Luc Parodi, en diálogo con BBC Mundo.

Ascenso vertiginoso

La EPAD, el organismo que Jean Sarkozy aspira a encabezar, supervisa el desarrollo de La Défense, al oeste de París, el mayor distrito de negocios de Europa, con un presupuesto superior a US$150 millones.

Se espera que el cargo sea designado por el directorio de la EPAD en diciembre y, si no hay sorpresas, “Sarkozy junior” lo asumirá en reemplazo de Patrick Devedjian, que se retira al cumplir la edad límite de 65 años.

La carrera política de Jean Sarkozy comenzó el año pasado, al ser electo diputado provincial del rico departamento de Hauts-de-Seine (que incluye La Défense), donde su padre también forjó sus primeras armas políticas.

Poco después se convirtió en líder de la mayoría de centro-derecha en el consejo regional. Recientemente, el joven Sarkozy recortó su larga melena rubia, quizás adaptando su imagen para el nuevo cargo al que aspira.

La esposa de Jean, Jessica Sebaoun, es la heredera del imperio francés de electrodomésticos Darty y espera un hijo, el primer nieto del presidente.

En nombre del hijo

Image caption Sarkozy hijo aspira supervisar La Défense, el mayor distrito de negocios de Europa.

Si algo ha quedado claro en los últimos días es que la candidatura de Jean Sarkozy para encabezar la EPAD cuenta con la bendición de su padre. "¿Hay una edad para ser competente?", preguntó el presidente en una entrevista publicada por el diario Le Figaro el viernes. "Yo quiero rejuvenecer nuestras elites políticas que han envejecido", agregó.

Sarkozy rechazó las acusaciones de "nepotismo", argumentando que el cargo de la EPAD es electivo y "no remunerado". Sostuvo que el objetivo de la polémica es perjudicarlo a él más que a su hijo.

El presidente evitó referirse a las acusaciones de que, para favorecer a Jean, bloqueó un decreto que había preparado su primer ministro, François Fillon, que habilitaba a Devedjian a seguir en la EPAD pese a su edad.

"Error político"

Para muchos, la actitud de Sarkozy contradice sus promesas de acabar con los privilegios de las elites francesas y promover el valor del trabajo, y revela el modo en que el presidente ejerce el poder, opinó el analista Parodi.

"Estamos en una suerte de sistema hiper centralizado, hiper narcisista, donde nadie osa decirle al presidente que el rey está desnudo y que hay cosas que no se hacen", comentó.

Una encuesta del instituto CSA reveló el viernes que casi dos tercios de los franceses se oponen a la designación de Jean Sarkozy en la EPAD. Sólo entre simpatizantes de derecha, el nivel de rechazo llega a 51%.

En otra señal de desaprobación, una petición que circula en Internet para que el hijo del presidente renuncie a su candidatura reunió más de 80 mil firmas en pocos días.

El politólogo francés Guy Hermet dijo a BBC Mundo que la postulación de Jean Sarkozy "es un error político tremendo, porque deteriora enormemente la imagen del presidente de una forma algo ridícula".

"Me hace pensar en Napoleón I, cuando hacía reyes y reinas con sus hermanos y hermanas y toda Europa se reía", comentó. "Es algo parecido".

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.