"Desesperada" situación en Corea del Norte

Frontera entre las dos Coreas
Image caption En la frontera entre las dos Coreas el tráfico de bienes es muy restringido.

Un experto en derechos humanos de Naciones Unidas aseguró que la situación alimentaria en Corea del Norte es desesperada y con la ayuda del Programa Mundial de Alimentos logran satisfacer a sólo un tercio de los necesitados.

La caída en la ayuda internacional significa que sólo 2 millones de personas están siendo ayudados.

El relator especial de ONU para Corea del Norte, Vitit Muntarbhorn, entregó su informe anual en una reunión de los 192 estados miembros.

También dijo que las mujeres, en particular, sufren de restricciones a su derecho al trabajo y describió las condiciones de detención como algo similar al purgatorio.

Reacción a ensayos nucleares

Muntarbhorn dijo a la ONU que las condiciones habían mejorado hasta mediados de año, que el Programa Mundial de Alimentos tenía acceso a más lugares del país que antes y que estaba llegando a cerca de seis millones de personas necesitadas.

Pero a mediados de 2009 hubo una escasez en la ayuda internacional, influenciada por la reacción hacia los ensayos nucleares y de misiles de Corea del Norte.

Con esto, el Programa Mundial de Alimentos pudo ayudar a solamente unos 2 millones de personas.

Ahora las autoridades también están planeando incrementar las restricciones hacia la organización de ayuda humanitaria.

Otras reacciones

El informe de Muntarbhorn dice que la situación se ha tornado más desesperada con los esfuerzos por ampliar el control del Estado mediante la reducción de la actividad económica.

Aseguró que las mujeres menores de 49 años de edad no están autorizadas para el comercio y algunos mercados han sido cerrados: esto ha llevado a varios enfrentamientos entre mujeres comerciantes y autoridades.

A las mujeres también se les ha prohibido andar en bicicleta, un vehículo clave para llegar al trabajo y se les ha obligado a usar faldas en lugar de pantalones.

Muntarbhorn también describió una atmósfera de miedo y represión, condiciones de detención espantosas y aseguró que las personas fueron enviadas a campos de trabajo por haber faltado a su trabajo o ver películas de Corea del Sur.

El embajador designado de Corea del Norte ante Naciones Unidas, Pak Tok-hun, rechazó el informe y dijo que el país esta siendo acusado para siniestros fines políticos.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.