Piloto negó haberse dormido en la cabina

Avión en el aeropuerto de Minnesota.
Image caption El avión, que tenía previsto aterrizar en Mineápolis, tuvo que hacerlo 240 kilómetros más al este.

Crecen las dudas sobre lo sucedido en el avión estadounidense que cubría la ruta San Diego-Mineápolis y que se pasó 240 kilómetros del aeropuerto en el que tenía previsto aterrizar.

La investigación sobre la extraña odisea del vuelo de la compañía Northwest Airlines –que perdió contacto con la torre de control durante casi 80 minutos mientras volaba a más de 11.000 metros de altura- intenta despejar algunas dudas básicas como qué sucedió en la cabina del aparato para que los pilotos se distrajeran.

Lea también: ¡Huy, se nos olvidó aterrizar!

Sin embargo, la grabación de voz de la cabina de pilotaje -principal herramienta en esta búsqueda- podría no aclarar esta cuestión.

Discusión o "siesta"

De acuerdo con la agencia de noticias AP, un informe hecho público el viernes aseguró que los pilotos pasaron con éxito el control de alcoholemia y se mostraron apesadumbrados por lo sucedido.

Según su versión –que fue avalada por la Junta Nacional de Seguridad del Transporte (NTSB, por sus siglas en inglés) y la tripulación de la aeronave- el "despiste" vino dado por una acalorada discusión en la cabina acerca de la política de empresa de la compañía aérea responsable del vuelo.

En cambio, otros expertos en seguridad aérea se mostraron escépticos y apuntaron que es probable que quienes estaban al mando del avión se quedaran dormidos.

Por su parte, uno de los pilotos, Richard I. Cole, negó rotundamente este extremo.

"Puedo asegurar que ninguno de nosotros se durmió", aseguró a la televisión estadounidense ABC News.

Por el momento, tanto Cole como el capitán del avión, Timothy B. Cheney, fueron suspendidos y serán citados a declarar por la NTSB la semana que viene.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.