Critican "hipocresía" occidental con Irán

Recep Tayyip Erdogan, primer ministro de Turquía
Image caption Para el jefe de gobierno turco, Occidente aplica un doble rasero a la controversia nuclear.

El primer ministro de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, acusó a Occidente de tratar en forma "injusta" a Irán por su controvertido programa nuclear.

Erdogan dijo al periódico británico The Guardian que los temores occidentales de que Teherán intenta construir una bomba atómica son meros "rumores".

Sus comentarios llegan en momentos en que un equipo del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), una agencia de las Naciones Unidas, inspecciona las instalaciones de una planta nuclear hasta hace poco desconocida, en las cercanías de la ciudad de Qom.

Erdogan visitará Teherán esta semana y se entrevistará con el presidente Mahmoud Ahmadinejad y el líder religioso del país, el ayatolá Alí Jamenei.

En la entrevista con The Guardian, el mandatario turco insinúa que Occidente aborda la controversia iraní con "hipocresía", ya que muchos de los países que se oponen a su programa nuclear poseen arsenales atómicos propios.

Además, advierte que un bombardeo contra Irán sería una "locura".

A la espera

Las potencias occidentales están a la espera de una respuesta iraní a su nueva propuesta, que supondría que Teherán "tercerice" en plantas rusas el enriquecimiento de su uranio.

Así, Irán contaría con el material necesario para los reactores de sus plantas energéticas, garantizándole a Occidente que no utilizará ese combustible para fabricar armas nucleares.

Hasta la fecha, la mayoría de las opiniones difundidas por el gobierno iraní fueron contrarias al acuerdo propuesto por el OIEA.

En cambio, este lunes, el ministro de Relaciones Exteriores Manouchehr Mottaki aseguró -en declaraciones a la agencia de noticias iraní IRNA- que Teherán podría aceptar que el proceso de enriquecimiento de parte de su uranio se realice en el extranjero.

Al mismo tiempo, sustuvo Morraki, Irán no abandonaría la idea de buscar la tecnología que le permita desarrollar ese proceso por sí mismo.

Se espera que el gobierno iraní anuncie esta semana una respuesta a la oferta del OIEA.

Teherán insiste en que su programa nuclear tiene fines civiles y pacíficos, pero Occidente teme que esconda propósitos bélicos, especialmente tras la revelación de la existencia de la nueva planta en Qom.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.