Pakistán arresta tropas de elite iraníes

Desfile de la Guardia Revolucionaria de Irán
Image caption La Guardia Revolucionaria es un cuerpo élite de las fuerzas de seguridad iraníes.

Once integrantes de la Guardia Revolucionaria, una fuerza elite de los cuerpos de seguridad iraníes, han sido arrestados en Pakistán luego de ingresar ilegalmente al país, dijeron autoridades.

Fueron detenidos en Mashkel, cerca de la frontera entre Pakistán e Irán, añadieron.

El arresto ocurre ocho días después de que un ataque suicida matara a 42 personas, incluyendo a seis comandantes de la Guardia Revolucionaria, en la provincia iraní de Sistan-Baluchistan.

Irán dijo que un grupo militante sunita había lanzado el ataque desde Pakistán. Islamabad negó cualquier relación con el atentado.

Funcionarios paquistaníes manifestaron que los 11 Guardias Revolucionarios arrestados el lunes estaban siendo interrogados.

También se informó de la confiscación de dos vehículos.

La semana pasada, el presidente de Irán, Mahmoud Ahmadinejad, pidió a Pakistán que arrestara a los atacantes, quienes se cree pertenecen a un grupo denominado Jundallah, o Soldados de Dios.

Pakistán condenó el atentado y dijo que cooperaría en la búsqueda de los responsables.

Pero el vocero de la cancillería paquistaní, Abdul Basit, rechazó las afirmaciones iraníes que sostienen que el jefe de Jundallah se encuentra en Pakistán.

Teherán había acusado anteriormente a Estados Unidos de contribuir al ataque.

Estados Unidos rechazó la acusación.

"Peleando contra la opresión"

Según los medios estatales iraníes, uno o más de los atacantes suicidas lanzaron el ataque contra el grupo de dirigentes de la Guardia Revolucionaria, quienes habían acordado reunirse con líderes tribales en el distrito de Pishin de Irán, cerca a la frontera con Pakistán.

El subcomandante de la fuerza terrestre de los Guardias y el principal jefe provincial de este cuerpo estaban entre los seis oficiales que murieron en el ataque. Docenas de personas sufrieron heridas.

Jundallah ha sido previamente acusada por Irán de alentar actividades terroristas en la provincia, que limita con Pakistán y Afganistán.

La región se ha visto afectada hace bastante tiempo por el contrabando, el narcotráfico, el bandidaje y el secuestro.

Jundallah, también conocido como el Movimiento de Resistencia Popular de Irán, dice que está peleando contra la represión política y religiosa de la minoría de musulmanes sunitas en el país.

Medios locales citaron a funcionarios iraníes diciendo que Jundallah habría aceptado responsabilidad por la bomba del domingo, pese a que no hubo ninguna declaración directa del grupo.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.