George W. Bush, el motivador

Ex presidente George W. Bush
Image caption Bush recibió alrededor de US$100.000 por su intervención de 40 minutos.

Una pregunta que cada tanto se hacen en Washington es ¿qué estará haciendo el ex presidente George W. Bush?

En enero entregó al presidencia y se mudó a Dallas, Texas; estaba vendiendo su rancho de Crawford y busca fondos para el proyecto de su biblioteca presidencial, un centro de estudios al que se dedican todos los ex mandatarios estadounidenses. Pero en específico se sabe poco de las actividades de Bush.

Al menos este lunes hubo una respuesta clara: el ex presidente hizo su debut en el circuito de conferencistas en el que suelen terminar muchos inquilinos de la Casa Blanca retirados con una charla en Forth Worth, Texas.

Pero en su caso Bush no habló de asuntos que enfrentara en la Casa Blanca, sino de motivación, mas específicamente sobre “cómo dominar el arte del liderazgo efectivo”, de acuerdo con la información suministrada por la empresa que organizó el evento.

Motívate

Las conferencias de la empresa Get Motivated (Motívate, podría ser la traducción) se realizan en grandes centros de convenciones o estadios, son una verdadera puesta en escena en la que se combina música, efectos especiales de iluminación y fuegos artificiales.

“Este mega-show motivacional contiene más fuego inspirador que un taco de dinamita”, asegura la página web de la empresa, establecida en Florida y fundada por los esposos-socios-conferencistas Tamara y Peter Lowe.

El de Bush fue un seminario para “aumentar la productividad y el ingreso”, como prometía la promoción, por el que el expresidente recibió unos US$ 100.000 por los cuarenta minutos que tomó su intervención.

En la sesión en Forth Worth estuvieron también el ex alcalde de Nueva York, Rudolph Giuliani y el ex secretario de Estado de Bush, el General retirado Colin Powell.

Carismático pero impopular

Image caption Poco se ha sabido de Bush tras su alejamiento del poder.

Pero con todo y esos recursos teatrales, ¿qué puede decir un ex gobernante que haya dejado el poder en medio de una de las mayores olas de rechazo experimentada en la historia reciente dentro de EE.UU. y en el resto del mundo? podrían preguntarse algunos.

“Lo que Bush más motivó en los últimos tiempos fue a votar por Obama”, dijo a BBC Mundo un conferencista y autor estadounidense de libros de autoayuda que prefirió no identificarse para “no crear innecesarias polémicas” que puedan afectar “los negocios”.

“No sé si Bush es bueno o malo como conferencista. Sólo sé que obtuvo un triunfo dudoso, puso en marcha unas políticas muy cuestionadas y sin embargo ganó con más votos y ya sin dudas el segundo mandato”.

“Esa manera de imponerse a la corriente puede resultar inspirador para algunos” afirmó el autor, quien no participó en la conferencia de Forth Worth y asegura no haber trabajado para Get Motivated.

Para millones de estadounidenses de tendencia conservadora Bush fue un presidente “ejemplar” que supo defender a su país de la amenaza del extremismo, como demostraría la ausencia de atentados desde septiembre de 2001.

Más allá de simpatías políticas o afinidades ideológicas, pese a esa mala imagen que puedan tener algunos del ex presidente republicano, Bush es un líder carismático y como tal es capaz de engancharse con el público

Hablando en “mexicano”

En sus discursos Bush siempre lograba caer “simpático”; dominaba a la audiencia “bromeando” y hasta terminaba burlándose de sí mismo cuando cometía algunos de esos gazapos que tanto explotaba la prensa y de los que hay varios libritos de recopilación.

Es curioso que un político que nunca fue considerado muy brillante con el lenguaje (una vez se negó a responder en “mexicano” durante una Cumbre del Tratado de Libre Comercio de América del Norte) entre al círculo de conferencistas.

Pero el éxito de Bush radicaba entre otras cosas en que se vendía como un “hombre simple”, casi de pueblo podría decirse, sino fuera por las raíces familiares de alcurnia en el negocio petrolero.

Los organizadores de Get Motivated parecen confiar en la capacidad de convocatoria del polémico ex presidente, tanto que lo tienen en la lista de personalidades para una charla que se realizará en diciembre en San Antoniom, Texas.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.